“Brindo por la vida hermosa, por ella me estoy jugando y por defender la vida, busco lo que estoy buscando”.

Así dice el mural en homenaje a Ana González Rojas, una reconocida luchadora por los derechos humanos, militante del Partido Comunista y familiar de detenidos desparecidos en dictadura: su esposo, Manuel Recabarren, sus dos hijos, Manuel Guillermo y Luis Emilio, y su nuera Nalvia Rosa Mena Alvarado.

“Estoy emocionada y contenta porque nuestros problemas son los problemas de los demás, porque los detenidos desaparecidos no han desaparecido”, dijo la activista que llegó a la actividad realizada en la intersección de las calles Catedral con Herrera, cerca del parque Quinta Normal.

Al acto también asistieron Roberto Márquez del grupo Illapu, el sacerdote Mariano Puga y el actor José Secall y se desarrolló una intervención teatral por parte de un joven actor quién dedico a Anita y su familia un sentido homenaje.

El mural fue realizado por Coas Chile y busca ser un recordatorio de las luchas que no se deben olvidar, a días de que la Corte Suprema dejara en libertad condicional a reos de Punta Peuco, lo que fue rechazado transversalmente por grupo de familiares víctimas de la dictadura y parlamentarios.

Así es el mural por Ana González: