En medio de la arremetida de la demanda por el Aborto Libre, Seguro y Gratuito que se ha vivido en Chile en las últimas semanas, el presidente Sebastián Piñera decidió anunciar un llamativo proyecto de ley esta mañana bajo el lema “Tu Nombre es mi Recuerdo”.

Se trata de la “Ley Mortinato” que permitirá a los padres nombrar a sus hijos no nacidos, de los que se creará un catastro nacional.

“Todas las madres y todos los padres saben que cuando pierden un hijo, han perdido algo que es esencial en sus vidas y no quieren que se vaya, que se olvide, sino que quieren de cierta forma mantenerlo”, dijo Piñera, acompañado del ministro de Justicia, Hernán Larraín, el de Salud, Emilio Santelices y la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren.

Piñera insistió en que “tratar” a los hijos no nacidos “como restos biológicos parece tan inhumano”.

Sobre el registro, aseguró que “los padres que así lo deseen puedan inscribir el nombre, los nombres, los apellidos de sus hijos fallecidos y no nacidos, individualizando su sexo y también el nombre del padre y de la madre”.

La finalidad, dijo, es “poder darles una sepultura que tenga en la tumba el nombre propio de ese hijo que no nació, para poder dejarle flores, para poder recordarlos con cariño, con ternura, con pena, pero también con algo de esperanza”.