Un nuevo antecedente se conoció durante la mañana de este martes en el complejo caso de la muerte de Nibaldo Villegas, de quien se encontró flotando el torso en la bahía de Valparaíso el 15 de agosto, cinco días después de que su familia le perdiera la pista al profesor, y que recién se pudo confirmar que correspondía al del docente la mañana de ayer lunes.

La historia no está para nada clara y aun no hay muchas pistas que arrojen luz sobre la muerte del profesor de computación de 50 años que vivía en Peñablanca.

Es por eso que cada pieza de información se vuelve vital para la investigación. Y fue el ex suegro de Villegas quien comentó en TVN que había una nueva arista.

“A mí me amenazaron y a él a también lo amenazó una persona”, comentó sin revelar más detalles porque es parte de los trámites policiales que se manejan de forma reservada por lo que no se tienen mayores antecedentes.

En tanto que Edson Villegas, hermano del fallecido profesional, junto a su familia confirmaron que se procederá con una querella criminal para dar con los responsables de su muerte. “Yo creo que el autor del crimen debió haber sido alguien de su círculo cercano”, comentó el mismo Villegas sobre la muerte.

Por ahora, lo único seguro es que el hombre salió de su casa, en la población Wilson, acompañado de su hija de 7 años a quien pasó a dejar a la casa de su abuelo, donde la iría a buscara al día siguiente, pero jamás apareció.