La ex pareja de Francisco Silva, uno de los dos asesinos confesos de Nibaldo Villegas, relató el pasado de violencia y agresiones que vivió con el hombre.

Bajo el nombre falso de Alejandra, para proteger su verdadera identidad, la mujer contó en el matinal de Chilevisión cómo Silva protagonizó hechos de violencia con ella y otras personas, y que incluso mantiene una orden de alejamiento desde que terminaron su relación.

Según confesó, ella vivió una relación que pasó “del amor, al temor, al miedo”, que él estuvo internado en una clínica psiquiátrica y que mientras fueron pareja la alejó de su familia. La propia madre de Silva habría sido testigo de las agresiones que él le propinaba, ya que una vez llegaron hasta su casa y le vieron las marcas de los golpes en su rostro y en otra ocasión debió intervenir la policía.

Violencia que no paró cuando pusieron fin a la relación, ya que después de que se interpusiera la orden de alejamiento, Silva de todas maneras iba a buscarla hasta su domicilio para hostigarla, por lo que debió poner una foto de su cara en el departamento para que no lo dejaran entrar.

Te puede interesar: La cama, el cajero y las fotos: Así relató el fiscal el espantoso asesinato de Nibaldo Villegas

En medio de la conversación en el espacio televisivo, se compartieron dos audios en los que se registra una conversación que sostuvo Alejandra con el detenido por el descuartizamiento del profesor de computación el lunes mismo, cuando “me enteré de que era la persona relacionada con el cuerpo de Nibaldo”.

“Mira el otro día vi la noticia de la ex pareja de tu novia, Johanna. Estoy super preocupada”, le comenzó diciendo la mujer, quien también le confesó que quedó helada cuando hizo la conexión entre el cuerpo encontrado en Valparaíso y el mismo Francisco Silva.

“Quien nada hace, nada tema”, le respondió el confeso autor del crimen en dos oportunidades, hablando con total naturalidad y frialdad al contestarle a su ex pareja.

Incluso, el hombre le indicó que “puedo haber cometido muchos errores, haber tenido muchas pifias, pero de ahí a matar a alguien hay harta diferencia”.

“Estoy preocupado porque cuando Carabineros me tomó las declaraciones, nos dijeron que Johanna y yo éramos los principales sospechosos porque teníamos el perfil”, sostuvo el hombre con desparpajo.

También puedes leer: REDES| No entienden nada: Tuiteros utilizan crimen de Nibaldo Villegas para atacar al movimiento feminista

Una vez que terminó el audio sinceró que “estaba muy nerviosa” hablando con él, pero que le demostró más seguridad “por el temor, porque siempre sabia de lo que era capaz él”.

“Quiero que esta persona pague”, dijo Alejandra tajantemente, quien describió que “vivía bajo amenaza por él y de alguna manera te buscaba para sacar algún beneficio. Es un alivio que se encuentre ahora investigado y por eso accedí a dar mis declaraciones, porque son demasiados años con esta mochila”.

Consultada sobre si había visto las imágenes de Silva cuando era detenido, dijo que al hombre que vio era el mismo que “se hacía la víctima cuando lo culpaban de algo. Vi a la persona agresora que yo conocía, que cambiaba sus formas y se hacía la víctima”.

Finalmente, la mujer que compartió su testimonio en el programa sostuvo que “Johanna es una víctima de todo esto”, pese a que no la conoce, ya que por su propia experiencia, “Francisco nos manipulaba y siempre fue así, nos cambiaba”.