En la ANFP no se quedaron indiferentes al reclamo de la capitana Christiane Endler, la arquera de la Selección Chilena, quien manifestó su molestia por las diferencias de trato hacia la Roja Femenina, cuyas integrantes tuvieron que viajar en clase económica a Estados Unidos.

En contraste con lo que ocurre con el plantel masculino, que siempre viaja en primera clase, las jugadoras tuvieron que lidiar con un largo trayecto para disputar el próximo partido amistoso ante el conjunto liderado por Alex Morgan.

Mientras el Sindicato Mundial de Futbolistas Profesionales (FIFpro) entregó su apoyo a la seleccionada chilena, en la ANFP, Sebastián Moreno, miembro del directorio, aseguró que “llama la atención que el enfoque ahora sea exclusivamente en los pasajes”.

Moreno agregó que “hemos trabajado permanentemente en el desarrollo del fútbol femenino, los resultados hablan por sí solos”. Además, el directivo recalcó que “en este momento el foco debe estar en el análisis del partido, en comentar lo importante que es jugar contra el campeón del mundo en su casa, en lo importante que es ganar experiencia para nuestras jugadoras de cara al Mundial del próximo año”.

Sin embargo, el dirigente señaló que les parece bien que exista un interés por “elevar los estándares de nuestras selecciones nacionales y estamos convencidos de que tenemos que ir mejorando permanentemente este tipo de estándares”.

A la vez, Moreno pidió mesura y señaló que, a nivel internacional, “Argentina, está disputando partidos acá mismo en esta fecha, Brasil ahora en Canadá, Sudáfrica que viene a jugar contra Chile el próximo mes, todos son partidos que movilizan a sus jugadoras en económica”.

Por último, recalcó que “no quiero decir que sea una justificación para que nosotros no seamos capaces de continuar elevando lo estándares de las jugadoras, pero cualquier mejora, por muy básica que sea, tiene que ser con un sentido de realidad y con una estricta relación del crecimiento de la actividad fútbol femenino”, cerró.