En el nuevo libro del célebre periodista Bob Woodward, “Fear: Trump in the White House” (Miedo: Trump en la Casa Blanca) ha provocado una fuerte polémica en Estados Unidos por las nuevas revelaciones sobre el mandatario, su equipo y su gestión.

El presidente Donald Trump salió rápidamente a desacreditar y criticar el texto. Este lunes, el mandatario tuiteó sobre la publicación: “El libro de Woodward es una broma. Solo es otro ataque contra mí, en una oleada de ataques, que ahora utiliza fuentes refutadas no nombradas y anónimas”. Pero el periodista dos veces ganador del Pulitzer y responsable del destape del Watergate, resaltó que “los sucesos (que relata el libro) no son anónimos”. “Hay fechas, hay horas, quién participa, la mayoría de las veces el propio presidente y lo que dice”, señaló.

Uno de los capítulos que narra la obra detalla los consejos del republicano a un amigo que reconoció haber tenido una conducta inapropiada con mujeres: “Tienes que negar, negar, negar y hacer retroceder a esas mujeres”.Y siguió su consejo: “Si admites haber hecho lo que sea o cualquier culpabilidad, entonces estás muerto”, le advirtió el mandatario. Trump criticó la falta de firmeza de su amigo: “Tienes que ser agresivo. Tienes que empujar en la dirección contraria con firmeza. Tienes que negar todo lo que se dice de ti. Nunca admitir”, le dijo el presidente.

La única vez que el magnate reconoció un asunto relacionado con el acoso sexual fue tras la grabación de 2005 obtenida por The Washington Post que registró la conversación que mantuvo con un presentador de televisión refiriéndose a las mujeres en términos denigrantes y machistas: “Cuando eres una estrella, te dejan hacerles cualquier cosa. Agarrarlas por el coño”, dijo entonces. “He dicho y hecho cosas que lamento y las palabras publicadas hoy en este vídeo de hace más de una década son una de ellas”, se justificó el entonces candidato presidencial. Pero más allá de su estrategia de no reconocer los hechos, al menos una docena de mujeres han salido públicamente a acusar a Donald Trump de comportamiento inapropiado y de de acosarlas sexualmente a través de tocamientos, besos forzados y ofrecimiento de dinero a cambio de compañía, por ejemplo.

“Retrasado mental”

Otros pasajes del texto relatan como Trump tildó de “retrasado mental” al fiscal general Jeff Sessions o que parte de su entorno más cercano le ocultó documentos por temor a que los firmara y desatara una catástrofe que pusiera en riesgo la seguridad nacional estadounidense. La investigación de Woodward también revela que Trump telefoneó al secretario de Defensa, Jim Mattis, y le dijo que quería asesinar al líder sirio Bachar el Asad. “¡Vamos a matarlo! Entremos. Vamos a matar a todos esos malditos”, mantiene Woodward en su libro. Además, el periodista sostiene que jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John F. Kelly, ha dicho que el magnate neoyorquino está “desquiciado” y que “es un idiota”.