La mañana de este miércoles, el comunero mapuche argentino Facundo Jones Huala inició una huelga de hambre, luego de haber sido extraditado a Chile durante la tarde de este martes desde el país trasandino, información que fue confirmada por la Defensoría Penal Pública y el Instituto Nacional de Derechos Humanos en Valdivia.

El lonko de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen llegó en un avión de la policía federal argentina, y enfrentará a los tribunales chilenos en la ciudad de Valdivia, como inculpado por un ataque incendiario que afectó a una propiedad en una zona rural en enero de 2013.

El presidente Mauricio Macri firmó la extradición luego de que la Corte Suprema de ese país la aprobara en agosto pasado, a pesar de que la ONU le había solicitado que suspendiera el proceso hasta que se revise una denuncia planteada por su defensa, la abogada Sonia Ivanoff, por violación de los derechos civiles y políticos del líder mapuche.

Jones Huala fue detenido el 27 de julio de 2017, y en específico, la justicia chilena lo acusa junto a otros cinco hombres mapuche de haber incendiado el fundo Pisu Pisué. Jones Huala ha negado en reiteradas ocasiones su participación y además ha asegurado que existe persecución política en su contra y que la inteligencia chilena lo vigilaba de forma ilegal desde antes del incendio.

Los delitos por los que se le acusa arriesgan una pena de hasta 15 años de prisión, y hasta el momento, la única condenada es la machi Millaray Huichalaf, quien cumplió 61 días de cárcel por encubrimiento, mientras que los demás imputados fueron absueltos. El proceso de Jones Huala, en cambio, siguió adelante debido a que salió sin autorización de Chile y fue por eso que se pidió su extradición.