El presidente de Perú, Martín Vizcarra, llamó al Congreso a aprobar las reformas constitucionales anticorrupción que se plantean desde el Ejecutivo y amenazó con disolver el poder legislativo si no se avanza en su propuesta.

Según consigna La República, el mandatario sostuvo que si el Congreso se demora en aprobar las iniciativas planteadas por su gobierno, se planteará la llamada “cuestión de confianza”, artículo de la Constitución que abre la vía para disolver el parlamento.

“Respetuoso de la Constitución Política del Perú que juré respetar y hacer respetar, acudo a ella, poniendo como testigos a todos los peruanos e invoco la aplicación de su artículo 133: planteamos la cuestión de confianza al Congreso de la República para aprobar las cuatro reformas constitucionales presentadas al Congreso”, sostuvo Vizcarra en un mensaje emitido ayer en la televisión.

El presidente peruano sostuvo que sus reformas están paralizadas hace cuarenta días en el Congreso. “En este periodo, el Congreso solo elaboró un cronograma, sin ponerse en los zapatos de los peruanos dignos, y se negó a entender la urgencia de un cambio”, agregó.

Las reformas planteadas por Vizcarra se hacen en el marco del escándalo que significó el tráfico de influencias por parte de jueces que dejó al descubierto la corrupción en el país incaico y que incluyó la destitución del ministro de Justicia, Salvador Heresi.