El chileno Jaime Vera Galvez, de 54 años, se encuentra desaparecido en República Dominicana desde el pasado 13 de agosto, sin ningún antecedente sobre su actual paradero. El angustiante escenario mantiene a su familia movilizada en su búsqueda desde hace un mes. Pese a que personal de Policía de Investigaciones viajó al país caribeño para sumarse a las labores de rastreo, debieron regresar más tarde a Chile sin resultados.

Las indagaciones realizadas por la Policía Nacional de República Dominicana y otros equipos especializados indican que el hombre llegó 3 kilómetros al interior del Parque Nacional del Este, donde su rastro es perdido por los perros de búsqueda. Esto último podría deberse a las lluvias o a que su hermano abordó una embarcación, aunque nada de eso se ha podido corroborar.

De hecho, a la entrada del parque encontraron una bicicleta que había sido arrendada por el chileno. Según contó su hermana Cecilia a Radio Bío Bío, “cuando se comunicaron con el guardaparques, que es un hombre muy mayor y que lleva 34 años trabajando en el lugar, dijo que nunca había visto a nadie con ese rostro, pero posteriormente reconoció con otros tipos de fotos que sí lo había visto”.

A juicio de su hermana, los problemas de seguridad del lugar pudieron causar su desaparición: “Yo he recorrido el parque millones de veces, es un lugar precioso, pero lamentablemente acá no hay seguridad”. El espacio no contiene letreros que indiquen cómo llegar a lugares importantes, así como tampoco hay señales de horarios ni salida.

“El último equipo que ingresó a este parque, que era de ‘cazadores’ de los más especializados, finalmente ingresaron un jueves de la semana antepasada, pero abandonaron antes del plazo planificado”, cuestionó Cecilia Vera. La mujer añadió que ha sido difícil “pasar todo este tiempo acá molestando, siento yo, a esta institución porque a estas alturas ni siquiera al embajador le dan una respuesta”.

Por ello, la hermana del chileno desaparecido pide un equipo local que se comprometa con la investigación. Hasta ahora, según la prensa dominicana, una persona cercana relata que Jaime, quien no es religioso, envió varios mensajes cristianos donde invocaba a la justicia divina, además de borrar su foto de perfil en WhatsApp y de dejar su ropa y pasaporte en el hotel. 

La policía especializada rastreó el Parque Nacional del Este sin resultados y también lo buscaron en el mar. El chileno es fanático del ecoturismo y reservó una excursión al Pico Duarte, la montaña más grande del caribe. Sin embargo, no tomó el tour ni llegó al encuentro con el guía. El equipo de búsqueda rastreó el GPS de su teléfono y el número estaba localizado en la comunidad de Manabao, camino al sitio que pretendía visitar.