Tras acusar, a fines de agosto, a la actriz italiana Asia Argento por haberlo agredido sexualmente cuando tenía 17 años, el actor Jimmy Bennett ofreció por primera vez una entrevista en televisión donde volvió a insistir en su relato: “Sí, Asia Argento me violó”, dijo.

El actor estadounidense, que hoy tiene 22 años, habló en exclusiva con el programa “Non è l’Arena2” de la TV italiana. En la instancia, Bennet aseguró que en 2004, cuando ambos trabajaron juntos en una película dirigida por la italiana, ella era para él “como una segunda madre”.

“Ese fue el sentimiento que nos unió desde el primer día. Nuestra relación siempre fue muy cercana. Nuestra relación era especial”, señaló el actor, asegurando que “hay una perfecta correspondencia entre el esquema usado por Asia y el esquema de (Harvey) Weinstein. También Asia abusó de su poder”.

El actor explicó que la relación entre ambos se mantuvo tras filmar la película, a través de correos electrónicos y mensajes telefónicos. Sin embargo, fue en 2013 cuando Argento le propuso a través de Twitter y correos electrónicos que ambos se reunieran y le habló de un nuevo proyecto en el que que quería que él participara.

“Primero pensé que era algo amistoso, una demostración de su afecto, pero luego sus besos se hicieron más largos y entendí que ella buscaba otra cosa”, añadió el intérprete.

Ambos re reunieron el 9 de mayo de ese mismo año en el hotel Ritz Carlton, en Marina del Rey, California. Bennett llegó a la cita con un amigo que los dejó solos cuando la actriz lo hizo sentir “como un intruso”. El actor aseguró que Argento, de 37 años, le ofreció una copa y luego lo comenzó a besar, antes de empujarlo a la cama y bajarle los pantalones.

La actriz descartó las acusaciones y aseguró que por iniciativa de su pareja de entonces, el fallecido chef Anthony Bourdain, le pagó 380 mil dólares a Bennett para mantener el asunto en privado. En los días siguientes, aparecieron fotografías que habrían sido tomadas el día en que la actriz abusó del actor, en donde ambos aparecen en la cama.