Durante el pasado jueves, la actriz y comediante Natalia Valdebenito contó su experiencia en el clan infantil de Sábado Gigante, detallando cómo enfrentó el equipo el caso de abuso sexual protagonizado por un camarógrafo del espacio. Entrevistada por Rayén Araya, la voz de “Café con Nata” relató los duros momentos que enfrentó a raíz de lo ocurrido.

“Era súper claro, tan claro que nosotros seguimos grabando. No se llevaron a este señor, solo lo trasladaron a un hotel. En una habitación nos juntaron a todos y nos explicaron esto y nos dijeron que él se había equivocado, y como se había equivocado, lo iban a separar de nosotros. Estábamos en Puerto Montt con 10 años, sin nuestros padres y con este señor ahí”, contó.

Mario Kreutzberger, quien en un primer momento insistió en que no tenía idea acerca de lo denunciado por Valdebenito, terminó por reconocer la situación en una nueva entrevista de El Mercurio. “Este fue un hecho que ocurrió y que se tomaron todas las medidas inmediatas. El camarógrafo fue inmediatamente despedido. Fue lo único que yo recuerdo, pero por el clan infantil pasaron más de 200 niños”, sostuvo.

A la vez, el animador aseguró que esto ocurrió en la década de los 70 y no en el año 89, como señaló Valdebenito: “Una cosa muy antigua y anterior al 89. Creo que Natalia Valdebenito no se refiere a este caso porque ella en esa época no estaba en el clan infantil. No sé a qué se refiere”, insistió.

El reportaje publicado por El Mercurio en 2003 detalló que el abuso ocurrió el 89 y que un camarógrafo, de iniciales R.V., habría intentado abusar de uno de los niños durante la grabación de un musical en Puerto Montt, tal como detalló la comediante en el programa especial de Súbela Radio.

Sin embargo, Don Francisco recalcó que hay malas intenciones detrás de estas acusaciones: “¿Sabes lo que me hincha las pelotas con esto? Porque es la verdad, es la mala onda, porque estamos tratando de unir a toda la gente con la Teletón. Si esto pasó en el año 80 o el año 70, ¿tenía que salir en estos días? Además, no hay ninguna acusación, ni nombres, ni personas, ni nada. Es una cuestión al boleo que se tiró”, cerró.