El semanario británico The Economist, uno de los medios más prestigiosos del mundo, dio a conocer un informe sobre el futuro de Chile bajo el mandato de Sebastián Piñera y el análisis no auspició un panorama muy positivo.

En su artículo, el medio inglés señala que Chile ha recuperado las tasas de crecimiento económico que alguna vez lo llevaron a ser considerado el “Tigre de América Latina”, pero que el país enfrenta otros problemas graves como el envejecimiento de la población y la baja productividad. En la nota titulada “Alejar a Chile de la trampa de los ingresos medios”, la publicación alerta que “el sueño de Chile de convertirse en una economía completamente desarrollada parece difícil de alcanzar”.

A la vez, sentencian que el mayor desafío “es evitar caer en la trampa del ingreso medio… los votantes eligieron a un empresario multimillonario para alejar a Chile de esa trampa. Sus críticos dicen que ha tardado en agarrar el volante”.

El semanario también dedica críticas a lo realizado por la ex presidente Michelle Bachelet: “El gobierno eligió como su primera gran batalla un asalto al sistema impositivo aniquilador de la confianza presentado por Bachelet. Será una de los más difíciles de ganar”. En este sentido, The Economist señaló que la ex Mandataria confundió “tanto al mundo de los negocios como a los inspectores de impuestos”.

En la publicación también cuestionan la propuesta de reforma de Piñera, que habría generado desilusión en el mundo privado tras no incluir un recorte de impuesto a las empresas, que se encuentra en un 27% actualmente: “Una reforma que sería amistosa con los negocios ha despertado sospechas en el Congreso, donde la oposición, dividida entre los partidos de centro y de izquierda, se ha unido para luchar contra ella. Afirman que aumentará la desigualdad. También puede aumentar la deuda”, cuestionan.

Por último, el reportaje advirtió que el ambiente económico se está volviendo complejo justo cuando la tranquilidad del gobierno de Piñera llega a su fin. Pese a que se señala que el alza de tasas globales y la guerra comercial aún no perjudican de manera directa a Chile, recuerdan que la economía “se está volviendo hostil justo cuando la luna de miel de Piñera está llegando a su fin. Si quiere alejarse de la trampa del ingreso medio, tendrá que actuar rápido”.