Anoche, el conocido empresario Givens Laguerre, ex miembro de los Reggaeton Boys, cumplió su primera noche de reclusión nocturna en su hogar, después de ser acusado de ser parte de una asociación ilícita y ser detenido por la PDI hace unos días.

Laguerre está en la mira de la Fiscalía Metropolitana Sur y la Brigada Investigadora del Cibercrimen de la PDI en lo que la propia policía ha llamado “Zares de la web“, una presunta organización criminal que, desde el 2014, realizaba fraudes, estafas, espionaje informático y lavado de activos a través de la web.

La organización, según la PDI, cuenta con una estructura que va desde los reclutadores de cuentas corrientes para hacer depósitos de dinero defraudado, encargados de hacer los retiros, testaferros, falsos ejecutivos bancarios e incluso empresas fantasmas.

Son más de 15 personas las que fueron puestas a disposición de la justicia. Entre ellos, el conocido reggaetonero, a quien se le vincula en el caso como un “receptador” o “mulero”, por una transferencia del 31 de mayo de más de mil 800 millones de pesos que llegaron a la cuenta “Bar Restaurant y Eventos Gyvens y Hermano Limitada”.

“De acuerdo a los antecedentes esbozados en las escuchas telefónicas, en la cual otros co partícipes hacen referencias a un sujeto que trabajaba en Megavisión, de rasgos de color, quien habría facilitado esta cuenta con el objeto de recepcionar dinero producto de un fraude informático”, afirmó el fiscal Cristián Suárez a LUN.

El abogado de Givens, Ronny Bórquez, aseguró que su representado no tiene participación en la organización y que fue víctima de un “hackeo”.

El fraude, según el Ministerio Público, supera los $4.000.000.000 y tuvo como víctimas a clientes bancarios y empresas.