La Corte Suprema finalmente acogió solo en parte el recurso de nulidad presentado por las defensas de los condenados en el caso Luchsinger Mackay.

En junio de este año, el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco había estimado que José Peralino Huinca, José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel eran los culpables del incendio que terminó con la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay en enero de 2013.

En paralelo al desarrollo del juicio, ocurrieron una serie de acciones por el lado, como la denuncia de una de las jueces -que a la postre fue reemplazada antes del final- que acusó haber recibido presiones de parte del juez presidente para que la condena a los comuneros mapuche fuera unánime.

Te puede interesar: Denuncian presiones de juez del caso Luchsinger en condenar para “ganar apoyo del gobierno” y “avanzar en su carrera”

Las defensas de los comuneros presentaron un recurso de nulidad apuntando a esta situación y otras irregularidades, como el cuestionado testimonio de José Peralino, quien habría inculpado a los otros imputados, pero que después se arrepintió de su testimonio y acusó a dos oficiales de la PDI de haberlo torturado para inculpar a los otros comuneros.

Sin embargo, la decisión de los jueces -que tomaron la decisión en medio de la acusación constitucional de diputados en su contra- no tomó en cuenta estos antecedentes y solo apuntó a quitarle el carácter de delito terrorista que había acreditado la corte de Temuco.

A Peralino, en razón a las atenuantes, se le condenó a cumplir su pena bajo el régimen de libertad vigilada, mientras que José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel deberán cumplir la pena de 18 años de cárcel efectiva.

Terminada la lectura del fallo, el juez Jorge Dahm fue increpado por familiares de los comuneros mapuche, quienes le recriminaron que “en Chile no hay justicia para el mapuche”.

Te puede interesar:

Las dudas sobre la sentencia del caso Luchsinger Mackay

Caso Luchsinger Mackay: Las recomendaciones de la ONU que no considerará el fallo de la Suprema