Surgió como una versión local de Cards Against Humanity, un juego de mesa que invita a las personas a responder con “humor negro” a una serie de preguntas o situaciones insólitas propuestas por sus creadores. El éxito de la propuesta ha provocado diversas imitaciones alrededor del mundo.

En nuestro país, ya hace noticia “Mala Leche”, un juego que busca llamar al humor en base a diversas situaciones y actitudes de la cultura chilena. Pese a que es recomendado para mayores de 18 años, en redes sociales diversos usuarios han cuestionado el tono de la “diversión” que proponen sus cartas, con comentarios que se ríen de la desigualdad de género y que hasta fomentan la cultura de la violación.

A través de su cuenta de Twitter, Monse Góngora mostró algunas de las cartas de “Mala leche”, donde son reconocidas algunas tarjetas con mensajes tales como “la inferioridad natural de la mujer”, “violarla en la primera cita” o “para llevarla al orgasmo, tienes que meterle ____”.

“Es totalmente innecesario, irrespetuoso y apático poner este tipo de cartas en un juego, por más humor negro que sea”, agregó la usuaria, mientras otros tuiteros repudiaron la lógica tras el juego de mesa.

En el sitio web, los creadores de “Mala Leche” aseguran que “se burla de los complejos, tabúes y pensamientos más inmorales que tenemos en nuestra sociedad chilena, por lo que hay mucho contenido obsceno, político, farandulero, religioso o simplemente chistoso”.

A la vez, añaden que “solo puede ser apreciado por los más intelectuales, ya que requiere de un humor negro desarrollado (no apto para mamones acomplejados y neuróticos que les da un infarto cuando escuchan la palabra poto)”.