El Liceo Radomiro Tomic Romero de Calama se ha convertido en todo un ejemplo de diversidad e inclusión. El establecimiento educacional es pionero en la instalación de baños para personas trans. 

La medida nace de la Circular 0768 que la Superintendencia de Educación envió a todos los colegios y liceos del país, con el objetivo de reconocer el derecho la educación de niños, niñas y adolescentes trans y establecer normas que respeten su identidad de género.

Parte de la circular enviada a los establecimientos detalla que “se deberá dar facilidades a los niños trans para el uso de baños y duchas de acuerdo a las necesidades propias del proceso que estén viviendo, respetando su identidad de género. Las adecuaciones podrán considerar baños inclusivos u otras alternativas previamente acordadas”.

Por su parte, el subdirector del recinto, Ricardo Matamoros, explicó a SoyCalama que “somos pioneros en este asunto porque en el tiempo, en el establecimiento, hemos tenido distintos alumnos que tienen esta diversidad sexual y los compañeros no se abisman, no les llaman la atención. Son aceptados con todas sus potencialidades, con todas sus cosas”.

Matamoros aseguró que en el establecimiento no hay rechazo a la medida ni a la diversidad: “Aquí no hay quien moleste. Acá se aceptan tal como son, porque este colegio en el tiempo, nos acuñamos a este término de inclusión, mucho antes que saliera a la palestra, antes que estuviera dentro de lo que manifiesta el ministerio de educación, antes que se fuera incluso emanada la ley de inclusión escolar”.

El liceo cuenta con 248 alumnos en total, de los cuales 138 son extranjeros, es decir, más del 50% del alumnado, lo que también aporta a la inclusión.