La animadora de TVN entregó sus primeras impresiones, tras ser detenida durante el pasado jueves por manejar en estado de ebriedad. La conductora de “No culpes a la Noche” fue fiscalizada por personal de Carabineros y fue sorprendida conduciendo con 1,17 gramos de alcohol por litro de sangre.

En un contacto con el matinal del canal, Salosny aseguró estar arrepentida del hecho y recalcó que “acá la responsable soy yo, y la irresponsable también”.

La animadora fue suspendida del espacio mientras dure la investigación y será Ignacio Gutiérrez el encargo de reemplazarla. Mientras, el canal se expresó en duros términos, asegurando que “TVN comprende que la situación reviste gravedad y, aunque apoya humanamente a Kathy Salosny, espera que enfrente lo que corresponde mientras se desarrollan los pasos procesales pertinentes”.

Al respecto, la conductora recalcó que “yo hoy respondo como una ciudadana más” y manifestó que “es difícil, es duro, nunca en toda mi carrera, en mi historia y pasando por situaciones súper dura me había pasado algo como esto. Esta es mi primera vez y será la última, porque yo también aprendo de los errores”.

Su testimonio fue recogido por la periodista María Luisa Godoy, quien relató a Cooperativa que “Kathy fue muy honesta. Está afectada y asume su responsabildiad en todo minuto. Tanto así que no se justificó con nada, por ejemplo, con que no había comida, que es pequeña de tamaño o que estaba cansada; nada, ella fue muy tajante con ella misma en que se había equivocado”.

Al cierre de su declaración, Salosny señaló que “hay que seguir adelante. Cuántas veces uno tiene que levantarse. Somos seres humanos todos”.