La Corte Suprema rechazó un recurso de nulidad presentado por la defensa del pastor evangélico Luis Navarrete Cartes, condenado en junio a siete años de cárcel por el delito de abuso sexual contra tres menores de edad pertenecientes a su iglesia. 

El líder religioso de 73 años de edad fue declarado culpable de haber realizado tocaciones en los genitales a distintas niñas, tanto dentro de la iglesia como en una parcela a la que el hombre llevaba a las menores para supuestamente aconsejarlas sobre temas relacionados a la sexualidad.

Los delitos habrían ocurrido entre 2005 y 2006. Más tarde, en 2014 se presentó la primera denuncia contra Navarrete por abuso sexual reiterado. En octubre de 2016 fue formalizado y en noviembre se decretó prisión preventiva para el pastor por significar un peligro para sus victimas y la sociedad. 

Inicialmente, el Ministerio Público había solicitado 12 años de presidio para Navarrete. Pese a esto, la Corte Suprema sólo ratificó los 7 años de condena iniciales decretados por el Tribunal Oral de Concepción.

Por otro lado, Navarrete, quien estuvo un año en prisión preventiva antes del juicio, tendrá la posibilidad de que en dos años y medio pueda solicitar la libertad condicional, siempre y cuando cumpla con los requisitos normativos para aplicar dicho beneficio.