Durante la madrugada de este martes se inició la huelga de los trabajadores de la empresa Subus, lo que motivó al Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM) a activar un plan de contingencia.

El pasado sábado, la empresa postergó la huelga que estaba anunciada en medio de las negociaciones. Por ello, la paralización parcial comenzó a las 0:00 horas de este martes y tendrá al menos siete servicios sin operación. Se trata de los recorridos 202c, 203, 204c, 206c, 207e y 224 c.

Para enfrentarlo, se adoptará el reforzamiento de los recorridos del servicio 200 por el resto de las empresas de transporte, además de potenciar la alternativa del Metro y el Tren Central.

También se modificaron algunos recorridos para optimizar combinaciones: 210v (Puente Alto hasta Metro Baquedano), 211 (San Bernardo hasta Metro La Cisterna, 223 (Huechuraba hasta Metro Cal y Canto), 227 (Pedro Aguirre Cerca hasta Metro Irarrázabal) y 230 (Puente Alto a Santa Lucía).

Se estima que serán en total 18 los recorridos afectados por la paralización. Se trata de los buses 201, 210, 230, 228, G05, G22, G13, 202c, 203, 204e, 206c, 207e, 209e y 224c.

Los trabajadores están pidiendo mejoras en sus condiciones laborales y requisitos mínimos, como baños en las cabeceras de lo recorridos, derecho al descanso y a colación. A la vez, exigen un reajuste salarial del 4%, mientras que la empresa Subus ofrece un 3%.