El presidente ejecutivo de América Solidaria, Benito Baranda, cuestionó el lanzamiento del programa “Compromiso País”, la iniciativa del gobierno que reunió a diversos empresarios para buscar soluciones a la pobreza.

En entrevista con Radio Universo, Baranda señaló que “escuché al ministro hoy en la mañana decir, quien está haciendo una gran labor, que esto no tiene nada que ver, que no tiene ninguna relación con los gobiernos anteriores, (pero) tiene toda la relación. Si la gracia de estas políticas es que son acumulativas, de que tú vas haciendo muchas cosas en muchos gobiernos y esto va cambiando”.

En este escenario, celebró el esfuerzo del Ejecutivo de convocar a 16 mesas para el debate: “Eso es lo inédito y hay que circunscribirlo a esto. El mapa ha existido, el mapa de la vulnerabilidad lo hizo el Hogar de Cristo a partir de las encuestas Casen, lo hizo la Fundación para la Superación de la Pobreza también, y lo ha hecho el mismo Estado”, señaló.

Baranda tuvo reparos con el evento de lanzamiento del programa, realizado el pasado martes en el Parque Víctor Jara, donde participó parte del gabinete y otros empresarios: “Se trata de vestir esto con una vanidad que puede ser el punto más débil de esta propuesta. Es una buena propuesta de articulación, hay que trabajarla y se suma a los esfuerzos acumulativos que ha hecho Chile para sumar actores en la superación de la pobreza y esos esfuerzos acumulativos hay que continuar haciéndolos”, criticó.

A la vez, el director ejecutivo de América Solidaria señaló que lo primero es reconocer el fuerzo que hacen “los mismos pobres por salir de la pobreza. ¿Qué persona aguanta 40 años viviendo en pobreza? Yo lo encuentro impresionante. Ellos son los principales protagonistas. Y ayer no teníamos muchos de esos protagonistas en el lanzamiento, teníamos a personas de campamento que subieron adelante, se sacaron la foto con el Presidente, pero en el resto de los grupos no tenemos a los protagonistas verdaderos”.

Baranda añadió que si los pobres no son los actores principales va a ser difìcil transformar dicha realidad: “La participación de quiénes están hoy día sufriendo la pobreza, la exclusión social, es extremadamente importante para no cometer los errores anteriores, que desde la academia, desde las política, desde las organizaciones de la sociedad civil, decidimos qué hacer con las personas que viven en situación de pobreza. Eso es un residuo asistencialista del pasado que todavía nos pena”, planteó para sostener la necesidad de erradicar el clientelismo.

Por último, recalcó que “cuando quieres superar la pobreza, ojalá que haya la menor farándula política posible. Porque superar la pobreza es un deber ético, de toda la sociedad, de quien gobierna. Yo no puedo hablar mal de otros gobiernos, creo que todos los gobiernos tienen que hacer grandes esfuerzos y la historia de Chile, la democrática a partir de los 90, ha demostrado eso”.