Trolebuses de Chile S.A. es una empresa que ofrece un sistema único de transportes a nivel nacional. A fines de diciembre, el icónico sistema que rememora al Valparaíso antiguo se declaró en quiebra, lo que inició el movimiento de autoridades, entre ellas el alcalde Jorge Sharp, por garantizar la continuidad del sistema que, entre otras cosas, no contamina como otros transportes públicos y tiene un costo más bajo para los usuarios.

Ayer, el ministerio de Transportes confirmó a través del seremi de la región que el gobierno llegó a un acuerdo con la empresa para firmar un convenio de cinco años que garantizará la continuidad de los “troles” y además ampliarlos por la avenida Pedro Montt en el futuro.

El financiamiento público a los troles corresponderá a una parte subsidiada por el gobierno central -a través del ministerio- y otra, que falta confirmar aún, de parte del gobierno regional, según aclaró ayer el intendente de la Quinta Región, Jorge Martínez.

Para Sharp, el alcalde de la ciudad, el camino más fácil y expedito “sería elaborar un proyecto para los Fondos de Apoyo Regional, partida presupuestaria que depende de recibir dineros directos del Ministerio de Transporte”.

Otro tema que falta por aclarar es si el subsidio seguirá cubriendo la rebaja de pasajes a los adultos mayores, así como si el servicio podrá operar durante los siete días de la semana.