El ex director de la Escuela Militar, Germán Villarroel, entregó su versión del polémico homenaje que realizó el hijo de Miguel Krassnoff a su padre en una actividad realizada en el recinto castrense.

En un diálogo con El Mercurio, Villarroel aclaró que él no fue sancionado por el Ejército sino que pidió su retiro voluntario.

“Yo renuncié por principio antes de ser sancionado. Asumí mi responsabilidad de mando por lo ocurrido, siendo consecuente con mi juramento a la bandera”, explicó.

En la misma línea, el ex director agregó que “todo lo que pasa en la unidad que mandas es de tu responsabilidad y de nadie más. Podría buscar excusas, pero soy oficial y comandante”.

Villarroel también criticó al hijo de Miguel Krassnoff y dijo que se equivocó. “Yo jamás condonaría las violaciones a los DD.HH. y menos sometería a la escuela a ese escarnio político posterior“, argumentó.

Además de esto, el coronel señaló que en la Escuela Militar se estudian los derechos humanos de manera profunda “para el correcto desempeño de un oficial a lo largo de Chile”.

“El director lidera ese proceso de enseñanza. El Ejército se debe a su sociedad y está para defenderla. Jamás he avalado las violaciones a los derechos humanos. Defiendo la vida por sobre cualquier cosa”, recalcó.