“No lo van a hacer gratis”. Con esta afirmación dejó claro este lunes el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, que las nuevas administradoras -distintas a las AFP- que estarán a cargo de gestionar el aumento del 4% de las cotizaciones, lo harán recibiendo su parte del queque.

“Esta reforma se hace cargo de que el ahorro previsional pertenece a los trabajadores y, por tanto, reconoce y refuerza ese hecho y les entrega a los propios trabajadores el derecho a elegir quién va a administrar ese 4% adicional que va a empezar a ingresar a sus cuentas de ahorro previsional individual”, señaló el presidente Sebastián Piñera. Luego, precisó que la industria “se abrirá” para que ingreses nuevas instituciones, y citó a “sociedades, filiales de cajas de compensación, de compañías de seguros de vida, de cooperativas de ahorro y préstamo, de administradoras generales de fondos”. Según el presidente, todas ellas “podrán competir para ganar la voluntad de los trabajadores chilenos, que decidirán quién administra sus ahorros”.

Pero esta elección tendrá un costo adicional para los cotizantes, ya que las nuevas instituciones cobrarán comisiones por este servicio. Sobre esta cuestión en particular, el ministro de Hacienda afirmó que “supongo que no lo van a hacer gratis”, agregando que “yo no creo que las instituciones que entren estén dispuestas a hacer este trabajo sin un cobro, y van a tener que competir y son elementos a considerar”. Larraín también explicó que ese 4% adicional se regulará a través de un reglamento que elaborará la Superintendencia de Pensiones (SP) que determinará dónde y en qué instrumentos se puede invertir ese porcentaje extra. El reglamento tendrá un marco de inversión “más flexible” -dijo- que el que rige para el 10% actual.

El nuevo mercado del 4% será regulado por la SP junto a la Comisión de Mercado Financiero (CMF).