Un paradójico escenario es el que deberá enfrentar Francisca Díaz Williams, una estudiante que deberá enfrentar un juicio en su contra por haber denunciado a la policía la agresión sexual que sufrió por parte de Willy Fahrenkrog.

El juicio empezará el próximo lunes 12 de noviembre en el Tribunal Oral en lo Penal de Puerto Montt, luego de que Fahrenkrog, quien se desempeñaba como abogado de la Fiscalía de Hualaihué, la denunciara por injurias y calumnias.

Los hechos en cuestión se remontan a febrero de 2016, cuando Francisca denunció al abogado, pero pese al testimonio de familiares y otras personas que vieron el estado en que ella se encontraba la noche de la agresión, a los tres meses se cerró la investigación sin atribuir responsabilidades.

Posterior a eso fue que Willy Fahrenkrog presentó la denuncia en contra de la joven, acusándola de presentar una denuncia calumniosa. Por esta razón, la Fiscalía solicitó una pena de cuatro años de privación de libertad, mientras que el querellante pide un número mayor de cinco.

Por esta razón, distintas agrupaciones feministas, entre ellas la Red Chile Contra la Violencia Hacia las Mujeres y Ni Una Menos Chile, publicaron una carta de rechazo a la situación, donde señalan que “resulta alarmante que una mujer sea criminalizada luego de denunciar la violencia sexual que ha sufrido y la inadecuada respuesta de los organismos públicos. En lugar de acogerla y protegerla tras la denuncia realizada, los operadores de justicia cuestionaron a Francisca, dudaron de la veracidad de su testimonio, no investigaron adecuadamente y cerraron el caso, para posteriormente iniciar en su contra un proceso judicial”.

“En lugar de alentar a las mujeres a denunciar, el mensaje entregado es que se mantengan en silencio a fin de no exponerse al cuestionamiento, descrédito e incluso enjuiciamiento criminal por haber denunciado la violencia que sufren”, agregaron.