Un deslizamiento de tierra ocurrido este sábado en Niteroi, una ciudad vecina de Río de Janeiro, ha dejado a 14 personas fallecidas y al menos a otras 11 heridas.

Según informaron las autoridades, no se descarta aún que existan más víctimas entre los escombros que ya están siendo limpiados y removidos por un cuerpo de rescatistas.

Según consigna RFI, el deslizamiento de tierra se dio después de las intensas lluvias que afectaron a Río de Janeiro. Éstas provocaron que una roca rodara sobre la comunidad Boa Esperança, lo cual dejó varias viviendas destruidas.

“Llovió mucho en los últimos dos días, Niterói estaba en estado de atención y alerta (…) Las comunidades estaban avisadas sobre esta situación con recomendación de buscar lugares seguros para habitar”, sostuvo Roberto Robadey, comandante del cuerpo de bomberos a Globo News.