Durante el pasado domingo, el agricultor Luis Gómez Guitterman irrumpió en medio de una ceremonia espiritual de la comunidad Leufu Challupen con un arma de fuego y amenazó a algunos de los presentes.

La denuncia fue realizada por redes sociales -con videos y fotografías de las amenazas del latifundista-, donde los comuneros recalcaron que el hombre estuvo “apuntando y disparando al menos en 4 oportunidades a las familias mapuche en la cual participaban niños y ancianos”.

En entrevista con BioBioChile, Gómez dio su versión sobre los hechos, asegurando ser el dueño de la parcela 122 a orillas del lago Calafquén.

“Soy dueño de una parcela que tiene deslindes naturales: el lago, la carretera y un camino interior y he sufrido varios atentados por parte de un líder mapuche que se las arregla de alguna forma para generar conflictos”, sostuvo.

Gómez aseguró que cuenta con documentación que prueba que “esta gente me saca árboles, plantaciones de pinos y cada vez que los veo tengo que informarles lo que están haciendo”.

“Para ingresar a mi parcela tienen que cruzar un estero y yo no los he autorizado a eso. Y se las arreglan siempre para hacer una ceremonia al interior de mi predio, no escogen otro. Entonces yo, como tengo permiso para cargar armas, y por cierto, quise informarme de lo que ocurría y desnudar qué razón de provocación tenían, me acerqué al grupo”.

En su declaración, Gómez reconoció que “estuve a punto de entrar a un evento de mayor magnitud que afortunadamente no se dio”.

El agricultor, quien forma parte de la Junta de Vecinos de Licanray, señaló que cuenta con permiso para portar armas y que “yo tengo que reaccionar. Estoy dentro de mi propiedad y veo qué medidas tomo dentro de la circunstancia”.

A la vez, añadió que “tengo varias denuncias ante los tribunales y no pasa nada, entonces no sé dónde va a terminar esto”. Por último, aseguró que “yo a ellos no les he hecho ningún año y todo el tiempo aparecen por las noches, rompen los árboles y las plantas y me los quiebran”.

Las personas afectadas de la comunidad Leufu Challupen ya presentaron una denuncia ante la PDI por el delito de homicidio frustrado. Pese a que Carabineros llegó hasta el lugar ayer, recién esta mañana ingresaron la denuncia a la Fiscalía, que ordenó incautar los videos y fotografías del incidente para iniciar una investigación al respecto.