En las horas siguientes luego de que se conociera del asesinato de Camilo Catrillanca, el joven mapuche que recibió un disparo en la cabeza en medio de un operativo del Comando Jungla, las declaraciones de las principales autoridades apuntaron a respaldar la labor de Carabineros y señalar que el nieto del lonko de la comunidad de Temucuicui tenía antecedentes policiales previos.

Así lo hicieron tanto el intendente de La Araucanía, Luis Mayol, como el general director de Carabineros, Hermes Soto, luego de asegurar que el operativo irrumpió en el lugar persiguiendo un delito común –el robo de autos desde una escuela de Ercilla–, quienes si bien no pudieron aseverar que Catrillanca tuvo relación con ese delito que originó la persecución, sí se resguardaron con los supuestos antecedentes del joven mapuche.

Hermes Soto dijo directamente que Camilo Catrillanca fue detenido el pasado 22 de octubre. Los detalles de la causa se pueden encontrar bajo el RIT 1230-2018 del Juzgado de Garantía de Collipulli. En esa ocasión, se detuvo a Camilo Catrillanca junto a otros 4 jóvenes, dos menores de edad.

La fiscalía los acusó de transitar en una camioneta Chevrolet robada en abril de este año en Los Ángeles. Pero la jueza María Fernanda Lagos declaró como ilegal la detención debido a que la policía actuó sin las autorizaciones judiciales correspondientes. En específico señala que se habían realizado “diligencias investigativas autónomas para lo cual no está facultada la policía y que no pueden ser el fundamento de la privación de la libertad”.

Camilo Catrillanca Marín, de 24 años, registraba otras dos causas en su expediente, pero que también terminaron con él en libertad y sin probarse su participación en delito alguno. 

En septiembre de 2012, Catrillanca Marín fue acusado de formar parte de un grupo que participó en una “funa” en la inauguración de un CESFAM en Ercilla, donde estuvo el entonces ministro de Salud, Jaime Mañalich, y donde habrían arrancado la bandera del mastil.

La causa avanzó contra un grupo de cuatro personas y se descartó la participación del joven asesinado durante la tarde de ayer. La causa se encuentra bajo el código RIT 117-2013 en el Juzgado de Garantía de Collipulli.

La otra causa siguió el mismo camino. El año 2013 fue parte de una querella y detención masiva contra la comunidad de Temucuicui por una toma de terreno. El proceso avanzó, se descartó la participación de Camilo Catrillanca, pero sí se llegó a juicio contra varios de los imputados. Todos, muchos de su familia, fueron absueltos. Se puede entregar como RIT 832-2013 en Juzgado de Collipulli.