La Policía de Investigaciones (PDI) se encuentra trabajando en el caso de una mujer que está desaparecida desde hace una semana en La Araucanía y que habría sido asesinada por uno de sus clientes, según la confesión del individuo.

Paola Alvarado, de 34 años, es oriunda de Santiago y se dedicaba al comercio sexual. En este contexto, viajó hasta la comuna de Curacautín para reunirse con un cliente, según informó BioBioChile. El pasado viernes 9 de noviembre, Paola se comunicó con una amiga para confirmarle que había llegado a su destino.

Sin embargo, tras este mensaje, la mujer nunca volvió a contestar su teléfono. Su familia aseguró que están sumamente preocupados porque el domingo se reunirían todos en Santiago, una cita a la que finalmente nunca llegó.

Hasta el momento, las principales sospechas de la familia se relacionan con el cliente al que visitaría Paola en Curacautín. Antes de su desaparición, la mujer dejó sus cosas en un hospedaje de Temuco y le señaló a su dueño que regresaría pronto a buscar su equipaje para regresar a Santiago, lo que no ocurrió.

Según confirmó una de sus amigas, la joven se reuniría con un hombre de aproximadamente 28 años para concurrir a las cabañas Bosque Nativo, un lugar al que finalmente no llegaron. Además, personal de la PDI de Temuco estaría trabajando en el hallazgo del cuerpo de Alvarado, luego de que detuvieran a un sujeto, cuya identidad es desconocida hasta ahora, quien habría confesado que asesinó a la mujer y luego lanzó su cuerpo al río. 

El Ministerio Público solicitó la colaboración del Cuerpo de Bomberos de Curacautín para realizar rastreos en el sector del puente Dillo, donde se presume que podría encontrarse.