Declaración frente a la violencia gubernamental contra el pueblo mapuche

1. Como mujeres y hombres de Iglesia que colaboramos en territorio mapuche queremos expresar nuestras condolencias, cercanía y apoyo a la familia y comunidad de Camilo Catrillanca, como también a todo el Pueblo Mapuche en esta nueva hora de dolor e injusticia a manos de la violencia estatal. Lo hacemos desde nuestra fe en Jesús liberador y desde el deseo profundo de Justicia y Paz a las que nos anima el Espíritu.

2. Con profunda conmoción e impotencia somos testigos nuevamente del uso abusivo de las fuerzas policiales contra mapuche tantas veces y por tantos organismos denunciadas, y que hoy acaban con la vida de Camilo Catrillanca, a manos del “Comando Jungla”. Como lamentablemente ha ocurrido en innumerables casos de uso desproporcionado de fuerzas policiales contra mapuche, existe una serie de vacíos e imprecisiones informativas en la justificación policial para efectuar los disparos que acabaron con la vida de Camilo, además de haber arriesgado la vida de los menores de edad allí presentes.

3. Nos sumamos a exigir claridad y justicia para Camilo Catrillanca y su familia. Nos parece imperativo encontrar y tomar medidas acordes hacia los responsables. Responsables materiales que ejecutaron esta muerte; responsables de mando que autorizaron este operativo irresponsable; y responsabilidades políticas, especialmente del Ministro del Interior y el Intendente de la Araucanía, de quienes dependen el accionar de estas fuerzas.

4. Pedimos el fin de la actual política indígena de gobierno, que valida y fortalece una vía represiva con un triste historial de vulneración de derechos en el territorio contra mapuche, desencadenando una larga lista de injustos y lamentables episodios como la muerte de Camilo Catrillanca. Por esta vía política represiva es imposible solucionar el conflicto que el Estado chileno tiene con el Pueblo Mapuche. Exigimos el retiro del “Comando Jungla” de territorio mapuche. ¡Basta de abusos!

5. Cómo el accionar violento abusivo de las fuerzas policiales contra mapuche no son un acto aislado, tampoco creemos que la Operación Huracán lo sea. Hemos sido testigos de los irregulares e injustos procesos de diversos comuneros. Todo esto no hace más que aumentar la violencia, acrecentando odiosidades, extremando posturas sobre las que se justifican posteriormente el fortalecimiento de las vía represiva de la política indígena. Exhortamos al poder judicial y al Ministerio Público, una revisión exhaustiva de todos los procesos que se llevan en contra de comuneros mapuche y que se garantice un modo de proceder de acuerdo a los estándares internacionales del derecho comparado en causas con pueblos originarios.

6. No se puede continuar dilatando el abordaje de las demandas políticas del Pueblo Mapuche, pues son el único camino para encontrar la paz en base a la justicia. La actual política indígena se equivoca al empeñarse en una vía cultural sin reconocimientos políticos; en un vía represiva, que solo ha traído dolor y muerte; y una vía empresarial, que desconoce el desarrollo mapuche y genera más presión en el territorio, como lo vemos en los actuales conflictos territoriales por el agua (centrales hidroeléctricas), por la tierra (forestales y mineras) y por el mar (salmoneras). No es casualidad los actuales escenarios de conflictos están todos relacionados con estas actividades industriales que responden a ese modelo de intervención que amenaza la vida de las comunidades mapuche y de todos los que vivimos en esos territorios.

7. El camino de la paz como fruto de la justica no es fácil, pero no se puede renunciar a este esfuerzo si verdaderamente valoramos la vida de todos y todas. Por eso urge que ante este grave hecho de violencia estatal que ha producido la muerte de un joven mapuche se busque justicia y reparación.

8. Como cristianos, sabiendo que hemos sido parte en los dolorosos procesos de conquista y colonización, y de muchos modos nos hemos omitido de las justas demandas del Pueblo Nación Mapuche, llamamos a nuestras iglesias y sus autoridades a solidarizar no solo con el dolor del Pueblo Mapuche, sino también con sus luchas por legítimos derechos, a respetar y aprender humildemente y sinceramente de su cultura y su religión, de modo que entre todos y todas enanchemos las fuentes de sabiduría y vida que permitan un Buen Con-Vivir a todos y todas.

Firman:

Irma Antiman, Lleulleu.
Rumilda Pañinao Calbul, Pastoral Mapuche Cañete.
Jeannete Curinao, Pastoral Mapuche, Tirúa
Rayen Pichun Huenuman, Pastoral Mapuche, Colcuma, Tirúa.
Jeanette Perez, comunidad teológica del sur, Temuco.
Francisco Pichun Quintupil, Colcuma, Tirúa.
Fernando Díaz svd, JUPIC Araucanía, Metrenko.
David Soto sj, comunidad jesuita de Tirúa.
Juan Fuenzalida sj, comunidad jesuita de Tirúa.
Carlos Bresciani sj, comunidad jesuita de Tirúa.
Matthias Platze, Pastoral Mapuche, Los Angeles.
Sandra Catrilao, Pastoral Mapuche Santiago.
María Ximena Cayupi, Pastoral Mapuche Santiago.
Hernan Llancaleo, coordinador Pastoral Mapuche, arquidiócesis de Concepción
Elzbieta Wojenska, Pastoral Mapuche Santiago
Edulia Trango, comunidad Paicavi Grande, Cañete.
Pedro Pablo Achondo, teólogo, Santiago.
Verónica Pérez, Pastoral Mapuche, Santiago.
Celmira Rojas, Pastoral Mapuche, Santiago.
Claudia Ulloa, Pastoral Mapuche, Santiago.
Hernán Morales, Pastoral Mapuche, Santiago.
Juan Paillal, Pastoral Mapuche, Santiago.
María Josefa Ramírez, Coordinadora Nacional ENDEPA NACIONAL, Argentina.
Viviana Vaca, EDIPA Neuquen.
Germán Zuñiga, abogado ENDEPA, Neuquen.
Julia Bracamonte, religiosa Ruca Choroy, Neuquen.
Martin Gottle, Párroco Iglesia Nuestra Señora de Las Coloradas, Neuquen.
Jose Maria D´orfes, Parroco de Loncopue, EDIPA Neuquen, Neuquen.
Rosa Nahuel, Neuquen.
Ermalinda Painequeo, Trelew, Chubut.
Paulina Cual, comunidad Laguna Fría, Chubut.
Romina Morales, comunidad Millain Currical, Paraje huenial, Neuquen
Laura Huaquillan, Comunidad Huaquillan, Collipilli, Neuquen.
Walter Dinamarca, Millain Currical, Neuquen.
Betriz Morales, Comunidad Huaquillan, Collipilli, Neuquen.
Nestor Dinamarca, Millain Currical, Neuquen.
Alberto Neculguan, EDIPA Neuquen, Neuquen.
Sandra Ferrero, Las Coloradas, Neuquen.
Yanina Linconao, Zapala, Neuquen.
Andrea Grigor, Zapala, Neuquen.
Uberlinda Huayquillan, Neuquen, Neuquen.
Lia Calfuqueo comunidad Linares, Neuquen.
Guberlinda Calfuqueo, comunidad Linares, Neuquen.
Maria Huayquillan, Neuquen.
Rafael Hofmann, Villa Pehuenia, Neuquen.
Nora Huilcan, lov Zuñiga, Neuquen.
Elvia Queupan, comunidad Aucapan, Junin, Neuquen.
Mará Isabel Barros, Las Coloradas, Neuquen.
Gumercinda Dinamarca, Millain Currical, Neuquen.
José David García Martínez, Junin de los Andes, Neuquén.
Marcelo Melani, obispo emérito de Neuquén