Durante la noche del domingo pasado, mientras se realizaba un cacerolazo por el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca y la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick, un conductor atropelló a un grupo de personas en la plaza de Renca.

El sujeto, quien conducía un vehículo de marca Chevrolet, impactó a las personas que participaban de la manifestación y luego se dio a la fuga. Tras el hecho, una mujer de la tercera edad resultó con diversas lesiones y debió ser traslada hasta un recinto asistencial.

Además, una de las personas que se encontraba en el lugar relató a BioBioChile que el hombre que protagonizó el atropello conducía en estado de ebriedad. De hecho, también atropelló a un niño de tres años y a otra persona, en un hecho que ocurrió frente a un cuartel policial.

Pese a que el vehículo ya habría sido identificado por la policía, aún no se ha logrado detener al responsable.

“Pasa un vehículo y los atropella a todos (…) media hora tirada en el suelo, carabineros nada, ¿por qué no persiguieron el auto que nos atropelló? él se tiró a atropellarnos, esto fue algo que alguien hizo a propósito”, cuestionó una vecina del lugar que participaba del cacerolazo.