Marco Derpich Miranda tomaba café tranquilamente junto a amigos en el sector de Tobalaba, en Providencia, cuando la Comisión Funa irrumpió en el lugar con un megáfono, recordando su participación en crímenes de lesa humanidad: “Están tomando café al lado de un criminal, de un asesino, aquí hay un asesino”, replicaban.

Primero, Derpich, alias “El Gitano” alzó los brazos desafiante al escuchar a los manifestantes y luego se levantó de la mesa y comenzó a encararlos, mientras recibía gritos de “¡asesino” en la cara y uno que otro panfleto caía sobre él. El ex integrante de la Central Nacional de Informaciones (CNI), habría planificado y ejecutado un operativo que coordinó a 200 efectivos para “neutralizar y eliminar”al MIR en el sur del país.

El operativo, denominado “Operación Alfa Carbón” y que se desarrolló entre el 23 y 24 de agosto de 1984, provocó los asesinatos de Nelson Herrera y Mario Lagos en Concepción, Luciano Aedo y Mario Mujica en Hualpén, y Juan José Boncompte, Rogelio Tapia y Raúl Barrientos en Los Ángeles y en Valdivia.

Por el caso, Álvaro Corbalán y otros agentes fueron condenados a 20 años de presidio como autor de homicidios calificados y a 5 años y un día de presidio como coautor de asociación ilícita. Sin embargo, Derpich fue absuelto en segunda instancia por el caso Silberman.

Mira el momento a continuación: