Cerca de las 18.30 horas del pasado miércoles, una de las salas de la Casa Central de la Universidad de Chile albergó el foro Medios y Violencia contra las Mujeres, con la presentación de las periodistas Mónica Maureira (Observatorio de Género y Equidad), Francisca Carvajal (ADN Chile), Carolina Muñoz (Dirección de Género ICEI) y Mónica Rincón (conductora de CNN Chile).

La jornada comenzó con la presentación de las periodistas organizadoras de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres, Antonia del Solar y Yoselin Fernández, quienes se encargaron de realizar un diagnóstico general del problema y su relación con la forma en que las noticias son presentadas por los medios.

“La violencia hacia las mujeres es un problema político, económico, social y cultural de carácter estructural, es decir, que está a la base de nuestras instituciones, como los medios de comunicación”, sostuvieron las comunicadoras.

En la cita, el mensaje de la Red apuntó al rol central de los medios en la construcción de discursos e imaginarios sociales. Por ello, señalaron, “cuando vemos que algo aparece en los medios, se legitima. Por eso nos parece preocupante que la violencia hacia las mujeres se ridiculice”.

Según el análisis de la organización en relación a la cobertura de femicidios, un estudio nacional evaluó 35 noticias sobre el tema y un 77% de ellas carecían de contexto: es decir, planean estos ataques como hechos aislados. Ninguna de las noticias que se observaron brindaba un número de emergencia para las mujeres que desean denunciar, eran exclusivamente “una crónica roja”.

La reflexión dio paso a la exposición de las invitadas. Francisca Carvajal, periodista de Radio ADN, señaló que “somos muchas las mujeres que trabajamos en medios, sin embargo eso no se ve reflejado en los roles editoriales. Se dan más oportunidades a hombres que mujeres. Producción y temas administrativos están concentrados en mujeres”.

Carvajal también cuestionó los obstáculos permanentes que deben enfrentar las reporteras, en especial en relación a las altas exigencias sobre su cuerpo y estándares de belleza.

Por su parte, Carolina Muñoz explicó el impacto que las movilizaciones feministas han tenido en la Universidad de Chile, específicamente en el Instituto de Comunicación e Imagen.

“Las académicas feministas han podido salir del clóset”, señaló, reconociendo que la academia también está discutiendo la necesidad de una línea editorial feminista. “Nos cuesta plantearnos un periodismo diferente porque se piensa en relación a los medios y no en los cambios culturales. Por ejemplo, en relación al equilibrio de género. Las formas de escribir tienen que cambiar”, recalcó Muñoz.

“La opinión sigue siendo terreno de hombres”

La conductora de CNN Chile, Mónica Rincón, realizó un breve diagnóstico sobre el machismo de los medios y mostró algunas portadas recordadas por su indolencia o burla ante casos de femicidios o de violencia machista.

“Los medios no pueden hablar de crímenes pasionales, son femicidios”, recalcó la periodista, añadiendo que “los medios no son otra cosa que el reflejo de nuestro país”. Rincón recordó que pese a la presencia creciente de mujeres en diversos espacios de comunicación, “la opinión sigue siendo terreno de hombres y ese es un espacio donde podemos generar cambios culturales. No puede ser que recién se estén involucrando a mujeres columnistas. Hay mujeres influyentes en todos los ámbitos, no pueden seguir las mismas voces”.

Rincón recordó que muchas veces no basta con la presencia de mujeres en los medios: “Recordemos que fue una conductora la más dura en el caso de Nabila Rifo”, sentenció, aludiendo a Tonka Tomicic, quien reveló junto a su equipo el informe ginecológico de Nabila, tras el ataque brutal de Mauricio Ortega.

Al cierre, la periodista Mónica Maureira destacó el rol que han jugando las organizaciones feministas al visibilizar la responsabilidad política del tratamiento mediático: “Se trata de movimientos sociales que tienen un discurso crítico sobre el rol del periodismo”, señaló.

Maureira cuestionó el rol que han jugado algunos medios, sumándose a las estrategias de defensa de hombres acusados de abuso o violencia. Por ejemplo, en el caso de Camilo Castaldi o el director de cine Nicolás López.

“Se necesita un periodismo más cívico, contextualizado, con menos apego a manifestar neutralidad en temas de derechos humanos. Es necesario cuestionar los criterios. Mientras las noticias muestran más femicidios, el periodismo olvida el caso del Trovadol del Gol”, señaló en referencia al caso de Alberto Jesús López, quien fue acusado de violencia contra su pareja ante la indiferencia de los medios por cubrir el tema.