De forma unánime, la Corte Suprema declaró ilegal la destitución de la subcontralora Dorothy Pérez y ordenó su reincorporación inmediata al cargo. La resolución significa un duro revés para el Contralor General de la República Jorge Bermúdez, quien insistió en el despido de la funcionaria y llevó la pugna a la justicia.

Bermúdez le solicitó la renuncia a la subcontralora argumentando haber perdido su confianza en ella, luego de ser citada a declarar por el fiscal Eugenio Campos en calidad de testigo, en el marco del millonario fraude que se investiga al interior de Carabineros.

Al respecto, Ciro Colombara, abogado de Pérez, señaló estar “muy satisfecho” con la decisión de los jueces  “porque desde un principio nosotros dijimos que el actuar del Contralor General de la República había sido arbitrario e ilegal, y la unanimidad de la Corte de Apelaciones nos dio la razón después de escuchar nuestros alegatos”.

El fallo de la Corte representará un problema para la Contraloría, ya que el cargo de Dorothy Pérez está hoy en manos de María Soledad Frintd, quien fue nombrada por Bermúdez tras la salida de la subcontralora. Colombara recalcó que “el fallo debe cumplirse de manera completa y oportuna”, ya que “eso es lo que han resuelto los tribunales chilenos de manera unánime”.

En agosto pasado, el Contralor solicitó su renuncia a Pérez, aunque ella rechazó dejar el cargo que ocupa desde 2016. El vínculo de la ex subcontralora con el denominado Pacogate se vincula con que, entre 2010 y 2014, la funcionaria ocupó el cargo de subjefa de la División de Auditoría Administrativa del órgano contralor, donde se realizan auditorías e investigaciones en ministerios e instituciones como Carabineros.