Durante todo este sábado 1 de diciembre se realizó la primera jornada del encuentro “Ciudades sin Miedo”, evento que por estos días reúne en la ciudad de Valparaíso a representantes de distintos países de Latinoamérica para promover el municipalismo, una corriente política y social que propone el control de los territorios para la transformación democrática, y que es organizado por la Cooperativa de Ideas Vía Porteña, el Centro Cultural Playa Ancha y el Observatorio de Comunicación de la PUCV, en conjunto con el movimiento argentino “Ciudad Futura”.

De este modo, como parte del propósito de impulsar nuevas gobernanzas, y especialmente la participación ciudadana como elemento indispensable para la actividad política, el vamos lo dio una mesa inaugural integrada por distintos actores que apuntan en esa misma dirección y que contaron sus experiencias, como Marcelo Expósito (Barcelona), Andreia de Jesus (Brasil), Sania Bomfin (Brasil), Juan Monteverde (Argentina), Paco Moncayo (Ecuador), la concejala Rosario Carvajal (Santiago), Doris González (Ukamau) y los alcaldes Daniel Jadue (PC) y Jorge Sharp.

Por eso, uno de los principales temas que se abordó en el evento es cómo el municipalismo puede surgir como alternativa ante el creciente avance de gobiernos fascistas tanto en América Latina como en Europa.

“Ante el auge de las opciones antidemocráticas, se hizo muy necesaria la creación de Ciudades Sin Miedo”, aseguró Expósito, diputado al Congreso de los Diputados por En Comú Podem, quien aseguró que el neoliberalismo busca principalmente controlar las formas de hacer seres socialmente, y por lo tanto, recalcó la necesidad de “la reconstrucción de la sociedad y del tejido social”.

El español aseguró que la ideología detrás de las formas de organización actual es que los individuos sólo son eso y que entre cada uno no existe articulación ni vínculos, lo que se presta para que el Estado sea usado en beneficio de algunos, y por lo mismo, llamó a revertir la lógica actual en que “es duro con los débiles, y débil frente a los poderosos”.

Foto: Nicolás Romero

En la misma línea, la diputada Andreia de Jesús (PSOL) señaló que “una de las violencias simbólicas del Estado es la de restringir el uso de los espacios públicos”, y relató la experiencia en Belo Horizonte en que los movimientos sociales desobedecieron a un decreto que prohibía a la ciudadanía usar ciertas plazas y espacios.

“La política se construye desde lo cotidiano, y la institucionalidad debe ser el apoyo del más débil,”, agregó.

Foto: Nicolás Romero

A partir de esa frase, uno de los puntos más llamativos fue el debate que se dio con respecto a la relación con la institucionalidad, tanto de quienes se encuentran en espacios de toma de decisiones, como de quienes participan en movimientos sociales.

Entre estos últimos, la vocera de Ukamau, Doris González, contó que, como consecuencia de la transición a la democracia, durante muchos años desde el movimiento –cuya principal lucha es por el derecho a la vivienda digna– desconfiaban de las instituciones y se marginaron de ellas, e incluso hicieron sucesivos llamados a no participar de las elecciones.

“Pero nos equivocamos, sí importa quién gobierne, como podemos ver ahora”, reconoció, y luego explicó que desde Ukamau apelan a “una nueva institucionalidad donde se reconozcan los saberes del territorio”.

Foto: Nicolás Romero

En la instancia también estuvo presente el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, quien afirmó que “la ciudad es la expresión formal del modelo que las construye”, y por lo mismo, “una ciudad sin miedo es imposible sin derrumbar el capitalismo y el neoliberalismo”.

El líder comunal también ahondó en las causas del auge de la extrema derecha y aseguró que “los principales responsables de que hayan Bolsonaros somos nosotros, la izquierda, que no hemos hecho bien la pega”. “Es nuestra falta de claridad política e ideológica, nuestra falta de educación, la que ha dado estos resultados”, agregó.

Foto: Nicolás Romero

Finalmente, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, se sumó al diagnóstico de que Latinoamérica vive un momento delicado en el que, citando a Antonio Gramsci, “el viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”.

Por lo mismo, el alcalde realizó un llamado a quienes adhieren al imaginario de izquierda a articularse, porque “es el único que porta las banderas de la emancipación del ser humano. “Pongamos por delante lo que nos une más que lo que nos separa“, cerró.

Durante la jornada además se realizaron una serie de mesas de conversación en las que participaron los representantes de distintos movimientos que viajaron hasta el encuentro, en torno a distintas temáticas desde el enfoque municipal como la producción de salud, gestión del medioambiente, el convenio 169 de la OIT, el derecho a la vivienda, medios de comunicación y seguridad y violencia urbana.

En estas instancias, los participantes compartieron sus experiencias desde espacios como las administraciones de ciudades como Valparaíso, Rosario en Argentina, y Quito en Ecuador.

Foto: Nicolás Romero

Foto: Nicolás Romero

Foto: Nicolás Romero

Foto: Nicolás Romero