Lucía Hiriart dejó de ser hija ilustre de Conchalí después de que el consejo municipal de esa comuna decidiera quitarle esta distinción.

De manera unánime los concejales y el alcalde René de la Vega determinaron derogar el decreto especial  el decreto especial N° 350 del 01 de septiembre de 1983 que le había otorgado esta condición por su labor como presidenta de CEMA Chile, según consigna La Tercera.

La iniciativa fue propuesta por la concejala comunista Grace Arcos con el apoyo de su colega Alejandro Vargas de la Democracia Cristiana.

Arcos sostuvo que esta idea surgió desde la comunidad y afirmó que la situación era insostenible debido a que Hiriart no representaba los valores de la comuna.

“Dejar sin efecto la condición de hija ilustre es también un reconocimiento a la memoria de cientos de víctimas de la dictadura en nuestra comuna”, sostuvo Arcos.