José Maza, licenciado en Astronomía en la Universidad de Chile y Máster y Doctor en Astrofísica en la Universidad de Toronto, es una de las figuras  más importante del país a la hora de acercar la ciencia para todos y todas. Con un estilo cercano y dinámico, logra capturar de forma transversal el interés por Marte, la Luna y los viajes por el espacio.

Es así como el académico ganador del Premio Nacional de Ciencias Exactas y escritor de libros como “Somos polvo de estrellas” y “Marte: la próxima frontera” en cada una de sus presentaciones o entrevistas entrega datos y perspectivas que dan que hablar sobre nuestro futuro.

En conversación con Culto de La Tercera, el académico habló de su libro más reciente, la posibilidad de asentarse en Marte y generar vida humana ahí, del rol que podría jugar Chile en ese viaje, del terraplanismo y de la relevancia que se le da al esoterismo y al horóscopo.

Acá algunas de las frases más destacadas de José Maza:

Sobre Marte:

“Las construcciones en Marte van a ser como la cabina de un avión, que va presurizada y uno va cómodamente dentro de ella”.

“La vida en Marte puede ser muy entretenida porque hay muchas cosas que se pueden hacer”.

“Si hay que hacer una pretemporada, uno la podría en varios lados en Chile”.

“Yo creo que el norte de Canadá podría ser un muy buen lugar o la Antártica chilena. En las bases militares que tenemos nosotros en la Antártica uno podría tener ahí todo un hábitat para que la gente vaya allá y se aclimate”.

“Quiero que los niños tengan sueños, que piensen que podemos ir a Marte, que podemos ir a la Luna, que podemos hacer una nave, pero uno para hacer cosas choras no tiene que tener la varita mágica de Harry Potter. Ese es el atajo para no trabajar”.

“Un telescopio en la Luna sería para hacernos rechupete los astrónomos. Estaríamos fascinados con él”.

“El día se está estirando unos pocos segundos por siglo, que no se nota en términos prácticos, pero que en términos de millones de años o cientos de millones de años va a hacer que el día cada vez sea un poquito más largo”.

“Va a ser bastante rara la vida en la Tierra cuando ello llegara a ocurrir, pero eso creo que va a demorar más de mil millones de años”.

De su libro “Marte: la próxima frontera”

“Yo ahí hablo un montón de la Luna y de cómo los vuelos espaciales a la Luna nos cambiaron la vida a nosotros y cómo nos puede cambiar la vida este sueño de ir a Marte”.

“Pero es una cuestión bastante light y en 100 páginas. Ese libro, yo creo, se lee en cinco horas. Uno se sienta, tiene monitos y uno lo lee bien rápido, pero no es un tratado de 500 páginas para que los tipos se queden en las 20 primeras páginas”.

De terraplanismo

“Te puedo decir que el delirio completo es la gente que cree que la Tierra es plana, porque es una cuestión infantil”.

“Reconozco: fui tierraplanista a los 4 años. Yo vivía en Parral, en la mitad de una cuadra entre la calle Aníbal Pinto y la calle San Diego, y una vez un cabro de 6 años o 7 me dijo ‘oye, ¿tú sabís que la Tierra es esférica?’ y yo lo quedé mirando. Por supuesto, el otro se estaba cachiporreando que había aprendido eso en la escuela y yo todavía no iba a la escuela”.

“Hay una cantidad apabullante de datos que demuestran categóricamente que todo lo que dicen los tipos de la Tierra plana es falso, pero como los seguidores de la Tierra plana son ignorantes duros, pero ignorantes químicamente duros, entonces ellos no saben todo lo demás y violan todas las leyes”.

“Desgraciadamente los medios de información, particularmente los medios televisivos, son muy proclives a tener a estos que tienen esta ‘chispeza’, que hablan incluso a veces de corrido, pero hablan puras tonteras”.

Del horóscopo

“Sixto Paz, te digo con nombre y apellido. Dice que él es abducido a Ganimedes. En Ganimedes hay -150°. ¡Si al gallo lo llevaran a Ganimedes tendría que volver azul de la temperatura que hay!”.

“¡El horóscopo es otra estupidez como la Tierra plana! Imagínate, yo soy Capricornio y bueno, ¡hay un millón y medio de Capricornio!”.

“Yo soy lo que soy porque mi madre y mi padre tenían toda una estructura y en mi casa me criaron de cierta manera, no porque yo haya nacido en enero”.

“Mira, yo nací en el mismo día que ‘Bam Bam’ Zamorano -él es 19 años más joven que yo- y la verdad es que por donde lo miro no veo ninguna semejanza. Yo nunca le pude pegar a la pelota, ni con los pies al tercer bote le pegaba y con la cabeza no le pegué nunca a la pelota”.