“La vida del ciudadano de bien siempre debe ser prioridad”. Con estas palabras el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, celebró este miércoles a través de su cuenta de Twitter a los policías que mataron a un delincuente que había tomado como rehén a una anciana de 83 años luego de robar en una joyería en el estado de Río de Janeiro.

Bolsonaro, quien asumirá su cargo el 1 de enero, calificó de “cobarde” al delincuente que estuvo “durante más de diez minutos apuntando con su arma a la cabeza” de la mujer, según el futuro mandatario. “Buen trabajo”, expresó en su tuit.

La versión de la policía federal relata que los agentes se encontraban patrullando en la ciudad de Valença, ubicada en el sur del estado de Río de Janeiro, cuando fueron advertidos de un robo en una joyería cercana. Al llegar al lugar se encontraron que el hombre retenía a la anciana y gritaba que dispararía contra la policía y la mujer, que finalmente tropezó y cayó al suelo. El agente aprovechó el momento y disparó contra el hombre, quien murió en el acto.

La Policía, que no divulgó el nombre del agente ni del bandido muerto, informó que la mujer no sufrió ningún daño y que se incautaron en el lugar de los hechos de “un revolver y cerca de 50.000 reales (12.923 dólares) en joyas, fruto del robo”.

Pero Bolsonaro no fue el único que aplaudió el actuar policial. Uno de sus hijos, Eduardo Bolsonaro, diputado federal por el estado de São Paulo, se sumó a la opinión del padre: “Merece una medalla”, dijo en su cuenta personal de Twitter.

También los vecinos que presenciaron el episodio y grabaron videos que se viralizaron rápidamente. Muchos también felicitaron a los policías.