A través del programa de derechos humanos del Ministerio de Justicia, el Gobierno pidió el procesamiento del ex general director de Carabineros, Bruno Villalobos, como presunto autor del delito de torturas con resultado de muerte.

El hecho se basa en el caso del estudiante de la Universidad de Chile Patricio Manzano González, de 21 años, quien murió al interior de una comisaría de Santiago en febrero de 1985. El joven era parte de los 174 detenidos que se encontraban realizando trabajos comunitarios de la FECh en San Felipe.

Manzano murió producto de un paro cardiorespiratorio debido a los malos tratos que recibió de parte de los efectivos de Fuerzas Especiales en su traslado a la capital.

Según informó BioBioChile, el caso es investigado por el ministro Mario Carroza, quien resolverá en los próximos días si procesará al general retirado de Carabineros y si se ordenará su detención. Villalobos, quien era entonces un teniente de 25 años, formaba parte del escuadrón que estuvo a cargo del estudiante.

Villalobos ya fue interrogado por Carroza en marzo de 2017, cuando ejercía como general director de Carabineros. En dicha oportunidad declaró como testigo, aunque en septiembre de este año, tras una orden de la Corte de Apelaciones de Santiago, volvió a declarar pero ahora en calidad de imputado.