Rodrigo Eguillor es uno de los nombres más comentados en Argentina, su rostro está en todos los medios trasandinos, y no es para para menos. El hombre, que hasta unas horas se encontraba detenido, fue denunciado de violación y una golpiza por una joven de 21 años, y si bien este motivo ya es suficiente, fueron sus excusas y declaraciones las que aumentaron la ola de repudio generalizado.

La historia es la siguiente. Todo comenzó el 15 de noviembre, cuando Lourdes Segura salió al balcón de un edifico de San Telmo, medio desnuda, gritando por ayuda, momento en que el joven, hijo de una conocida fiscal argentina, Paula Martínez, salió tras de ella y la agarró del cuello con fuerza y la lleva para dentro de la pieza. Incluso vecinos del sector grabaron un video que subieron a redes sociales.

Sin embargo, no fue hasta este lunes cuando Eguillor abrió su Facebook y comenzó una transmisión en vivo dando su versión de los hechos, que este caso cobró protagonismo en los medios. Y es que el denunciado no solo niega absolutamente todo, sino que la culpa a ella, la intenta dejar mal parada, la humilla constantemente y reitera que no hay pruebas de nada.

El Facebook

“¿Quieren que les cuente como fue todo, posta?”, dice el hombre en la transmisión, quien incita a que lo sigan acusando, “total, no tienen ninguna prueba. No hay ninguna causa en judiciales. ¿Quieren que les cuente?”.

En tono altanero y con soberbia, el sujeto asegura cosas como que “me garcho modelos”, y que lo hicieron varias veces, hasta que él se va a la ducha. Momento en que dice escuchar gritos y que “no veo a la mina, salgo al balcón, estaba con la pierna mitad al borde tirarse y yo le digo ‘por favor, pará'”.

“Te juro, nos vamos a las Bahamas, nos vamos a Miami, nos vamos a Europa, por favor no te tirés”, recuerda que le dijo, y que ahí “la puede agarrar del cuello, como se ve en el video, sí la agarro del cuello. Sí, sí, feminazi, feminazi, con el pañuelito, son todas unas mogólicas”.

También en un momento manda a la gente que le está escribiendo en Instagram a buscar “en el Código Penal dice toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario en un tribunal de justicia”.

El clasismo

Incluso se manda comentarios clasistas y del todo discriminatorios en el que dice que la joven, a la que califica como “flojita de tanga”, lo engañó a él, ya que “me decía que vivía en San Telmo cuando no. Cuando leí la causa vivía en Ituzaingó, era una negra que me quiere sacar toda la guita“.

Y continuó diciendo que “ahora me estoy garchando una mina por semana y hasta ahí, ni siquiera tengo ganas de estar con minas ¿entendés?. Porque si vos me decís, che loco soy un pibe, un rarito, un chabón que no tiene facha ni nada que necesito violarme minas, bueno está bien“.

“Nunca violé, nunca le pegué, maltraté verbalmente, bueno sí, lastime a mis ex novias, sí“, asegura Eguillor en declaraciones que rápidamente se convirtieron en lo mas comentado en Twitter, generando cientos de comentarios en rechazo a sus palabras.

Es así como pasaron varios días hasta que este miércoles 5 de diciembre, la joven junto a su familia se presentó como querellante en su contra por “abuso sexual agravado”.

El aeropuerto

Y mientras la denunciante realizaba la denuncia, Eguillor pretendía tomar un vuelo hacia Madrid para presenciar el duelo entre River Plate y Boca Juniors por la final de vuelta de la Copa Libertadores, lo que fue impedido.

Cuando se encontraba en el aeropuerto de Ezeiza, el hombre fue reconocido por otras personas que estaban ahí y alertaron a la policía quienes lo detuvieron, ya que la Justicia temía que se fuera a arrancar en medio de la investigación que se encuentra en curso.

Escena en la que tampoco se quiso quedar callado, exgiéndole a los periodistas que ““llamen a mi vieja” y a la policía que no lo toquen y que le devuelvan el celular. “Si me tocás, te hago meter preso”, le había dicho a un policía en el momento de su detención.

En el mismo aeropuerto, una mujer lo increpa y le cuestiona que “sos un machirulo, sos un forro, lamento que tengamos que ver un video en Facebook con tus hazañas, la verdad que es muy triste”. Mientras, él se ríe.