Luego de la denuncia realizada por el INDH sobre la detención ilegal contra el padre del adolescente de 15 años que acompañaba a Camilo Catrillanca en el tractor cuando éste fue asesinado y el hostigamiento que recibió el mismo joven por parte de Carabineros, el Gobierno decidió ordenar que se abriera un sumario administrativo en la institución.

Todo ocurrió el miércoles cuando uniformados detuvieron a comuneros mapuche en Ercilla que se encontraban manifestándose por la muere de Catrillanca.

Entre ellos se encontraba el padre del adolescente que es el único testigo de la muerte del peñi de 24 años y cuyo testimonio sirvió para esclarecer como se manipuló la cámara que debía dejar registrado el operativo del Comando Jungla.

El hombre denunció haber recibido agresiones de golpes de puño y con bastones por parte de carabineros y que lo individualizaron como el papá del joven mapuche de 15 años.

Horas más tarde, Fiscalía ordenó que todos los detenidos, entre ellos el papá del joven, quedaran en libertad. Es gracias a esto que se supo que Carabineros los detuvo por supuesto estado de ebriedad, lo que fue totalmente descartado por el Ministerio Público.

Tras esta situación, el INDH tomó cartas en el asunto y notificó lo sucedido y pidiendo que se tomen acciones al Ministerio del Interior y su titular, Andrés Chadwick.

A raíz de esto, es que desde el Ejecutivo se resolvió pedir una investigación a través de una orden que entregó el mismo ministro al general director Hermes Soto.