Cerca de una hora y media estuvieron secuestrados los trabajadores de un local de Banco Estado ubicado en Linares en lo que parecía un violento asalto que necesito que se desplegaran efectivos del GOPE, sin embargo, las cosas no eran como parecían, ya que todo se trató de un simulacro organizado por Carabineros.

Esto ocurrió el 29 de noviembre pero no fue hasta ayer jueves que se hizo conocida esta historia luego de que dos trabajadoras de una sucursal presentaran en el Tercer Juzgado de Garantía de la ciudad una querella por secuestro, amenazas y lesiones.

Fueron los policías los encargados de disfrazarse de asaltantes, vistiendo overoles blancos y máscaras de Salvador Dalí e irrumpiendo en el lugar, causando pánico en los trabajadores y el resto de personas que se encontraban ahí.

Las querellantes, al igual que el resto, pensaron que se trataba de una situación real, por lo que no han podido volver a trabajar por el trauma psicológico que les significó la situación. “Pensé que era algo real. Me llamó mucho la atención ver tanto carabinero y tanta tensión”, dijo un vecino.

“Me maniataron, nos dijeron de todo, pensamos lo peor, nadie nos informó de este simulacro. No puedo más de los nervios y estoy en una profunda depresión, aún estoy en uso de una licencia médica”, relató Claudia Sepúlveda, una de las trabajadoras.

Mientras que  Lorena Tejos complementó indicando que “nos insultaron gratuitamente, nos trataron mal como personas, nos bajaban la cabeza, yo estuve encerrada en el baño, abrieron la puerta a patadas, escuché gritos pidiendo llaves de la bóveda, garabatos, que nos iban a disparar. Todo mal y traumante”.

Por su parte, desde Carabineros, el prefecto de Carabineros de Linares, coronel Roberto Machuca, le endosó responsabilidad al banco, ya que aseguró que hubo una orden del nivel central de la institución para efectuar un simulacro, lo que se comenzó a coordinar con BancoEstado.

“Se sostuvieron reuniones previas con representantes de la entidad bancaria, y en este caso específico, el compromiso del jefe de Operaciones era comunicar con la debida antelación a todos los empleados del banco, cosa que en esta oportunidad no se hizo”, explicó.