El Tribunal Ambiental de Valdivia condenó a la Empresa Nacional de Electricidad S.A (Endesa) como responsables del daño ambiental del aire en las comunas de Lota y Coronel. La demanda fue interpuesta por más de 900 personas y organizaciones sociales de ambas comunas por las operaciones de esta empresa en la termoeléctrica Bocamina que ocasionó el daño.

La sentencia establece que Endesa sobrepasó la norma de emisión de partículas para termoeléctricas durante 340 horas en el año 2014, y que sumado a la localización de la termoeléctrica en una zona saturada de material particulado (MP2,5), la hace responsable del daño ambiental ocurrido en la zona.

El fallo excluye un posible daño ambiental al suelo y al agua, además de rechazar el argumentó de la empresa de la preescripción del daño, ya que el tribunal determinó que este ha sido producido de manera reiterada.

Finalmente, la empresa fue condenada a reparar el medio ambiente, mediante la disminución de un 30% de las emisiones de material particulado de la central Bocamina, hasta que entre en vigencia el plan de descontaminación para ambas comunas.