José Ángel Prenda, Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero y Ángel Boza, los cinco integrantes del autodenominado grupo La Manada, continuarán con libertad provisional mientras se decide si se iniciará una nueva apelación, según han decidido los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, por dos votos contra uno.

Los cinco condenados a 9 años de prisión por abuso sexual en los sanfermines de 2016 continuarán libres por las calles, pese a que tanto la Fiscalía, como la acusación particular por la victima y las dos acusaciones populares del Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra consideraban necesarias nuevas medidas, luego de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra hubiera confirmado la condena.

Lo anterior, debido a que advierten del riesgo de fuga y de reiteración delictiva por parte de los condenados en abril pasado a 9 años de prisión por abusos a una joven de 18 años y que están a la espera de que se decida si comenzará una nueva apelación ante el Tribunal Supremo.

“Durante el tiempo transcurrido desde que los encausados fueron excarcelados han cumplido, puntualmente, las condiciones que les fueron impuestas”, respondieron dos de los tres jueces que votaron contra enviarlos a prisión

En tanto que uno de los tres jueces, el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, formuló un voto particular en el que abogó por decretar la prisión provisional sin fianza de los encausados.

Cabe recordar que la sentencia inicial, en la que se desestimó la acusación de violación y fueron solo condenados por abuso, debido a que el juez no encontró pruebas suficientes de que la victima haya puesto resistencia, fue completamente rechazada por mujeres a lo largo de todo el planeta.