Fue el pasado 6  de diciembre cuando el renunciado general Mauro Victtoriano, jefe de la Zona Araucanía de Control de Orden Público (ZACOP), se presentó ante la Fiscalía para entregar su declaración voluntaria como el primer alto oficial por el asesinato de Camilo Catrillanca.

Según publica Interferencia este lunes, en esa ocasión los fiscales buscaban aclarar las circunstancias por las cuales los uniformados que participaron del operativo en Temucuicui no disponían de los registros correspondientes, sin embargo, pese a que la declaración de Victtoriano no ayudó a resolver esa arista, sí hace entregó un elemento novedoso y hasta ahora desconocido.

En su declaración, Victtoriano aseguró que informó telefónicamente al ministro del Interior, Andrés Chadwick, que Camilo Catrillanca iba desarmado y que no hubo fuego cruzado al momento de su muerte. Ello fue comunicado el mismo miércoles 14 de noviembre de 2018, pasadas las 18:30 horas, cuando el oficial se encontraba en el lugar de los hechos, pocas horas después del disparo que puso fin a la vida del joven mapuche (16:59).

“Informé al Sr. Ministro la situación, él me preguntó si a los carabineros les habían disparado y si los ocupantes del tractor llevaban armas y le informé que no, pero por lo que me había dicho [el autor del disparo fatal, sargento Raúl] Alarcón, le señalé que habían disparos”, dice la declaración citada por el medio.

Victtoriano fue consultado por la expresión “habían disparos”, a lo que él explicó que “yo supongo que esto significa que les habían disparado no directamente a ellos, pero que en el sector se estaban efectuando disparos. Quiero dejar en claro que se trata de una presunción“.

Sin embargo, desde un comienzo, cuando el caso salió a la luz, las autoridades prescindieron de los dichos de Victtoriano para la versión oficial. De hecho, en un primer momento fue el entonces intendente, Luis Mayol, quien aseguró ante los medios que el asesinato del joven mapuche se dio en el contexto de un enfrentamiento con Carabineros y que Catrillanca tenía antecedentes por receptación de vehículos robados.

Además, el entonces general director de Carabineros, Hermes Soto, señaló que aún no se podía afirmar si la bala que provocó la muerte del comunero de Temucuicui provino de su institución.

Consultado sobre este asunto el pasado 12 de diciembre, cuando compareció voluntariamente ante la Fiscalía, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, reconoció haberse comunicado con Victtoriano, pero su versión sobre lo conversado es diferente.

“Luego de algunos intentos logré comunicarme con el general Victtoriano. La comunicación era muy difícil y logré entenderle que ya se estaba retirando del lugar, pero no obtuve mayores detalles pues las comunicaciones eran muy dificultosas, se cortaba y se escuchaba mucho ruido”, dijo Chadwick.