En un fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Coyhaique confirmó la indemnización de $150 millones para Nabila Rifo, la mujer que fue agredida brutalmente por su ex pareja Mauricio Ortega en mayo de 2015.

Justamente será Ortega, quien fue condenado por el delito de lesiones graves luego de que la Corte Suprema desestimara el femicidio frustrado de Nabila, quien tendrá que pagar la indemnización por el daño causado.

En este escenario, se ratificó lo dispuesto en agosto de 2018 por el Primer Juzgado de Letras de la ciudad, que condenó a Ortega por el feroz ataque contra su pareja, quien perdió la visión completamente tras la agresión.

En su decisión, el tribunal de alzada consideró cierto el daño moral causado a la víctima, recalcando las consecuencias que la violencia acarreó para ella.

En un caso de alto interés mediático, la opinión pública cuestionó la decisión de la Corte Suprema de bajar la condena del agresor a 18 años de cárcel, luego de considerar que “no quedó demostrado cabalmente en el proceso, el dolo de matar”. Esto, pese a que la mujer fue golpeada en diversas ocasiones y abandonada de madrugada en la calle, con temperaturas bajo cero.

En septiembre del año pasado, Nabila sufrió una accidente en las escaleras de su hogar que le provocó múltiples fracturas y tuvo que ser sometida a una cirugía.