En medio de la polémica que ha provocado la indecisión del nuevo refuerzo de Colo-Colo, Juan Carlos Gaete, sobre su permanencia en en club albo al que acaba de llegar, se conoció una demanda por pensión alimenticia contra el delantero.

Según informó El Mercurio, el jugador de 22 años fue denunciado en octubre pasado por la madre de su hija de un año, debido a que no estaba cumpliendo con sus obligaciones como padre en lo respectivo a necesidades vinculadas a vivienda, alimentación y ropa.

Sin embargo, tras la citación por la demanda por $300.000 -muy por debajo del millón 500 mil que el atacante recibía en Cobresal-, Gaete se declaró en “rebeldía” y no acudió a Tribunales, razón por la que fue citado nuevamente para el próximo 28 de enero al mediodía.

Por su parte, la justicia ofició a la entidad bancaria del jugador para que entregue las cartolas de su cuenta, además de solicitar investigar si Gaete tiene algún vehículo a su nombre. También se le pidió a Cobresal, su ex club, entregar las liquidaciones y contratos del futbolista, además de un anexo con los premios que recibió durante 2018.

A la vez, el Ser vicio de Impuestos Internos tendrá que informar si Gaete tiene participación en sociedades o inmuebles registrados a su nombre.

No es el único problema que tendrá que resolver el futbolista durante los próximos días. El miércoles pasado volvió de Argentina tras hablar con el DT Mario Salas y aseguró que se tomaría unos días para decidir si quiere seguir en Colo-Colo, luego de asegurar que tiene problemas personales.