El abogado especialista en derechos Humanos, Roberto Ávila, presentó el día de hoy una carta a la contraloría de la República donde no solo rechaza la denominación de Guarequena Gutierrez como embajadora de Venezuela, sino que además, pide una investigación por supuestos pagos por honorarios emitidos desde la Cancillería Chilena a la abogada venezolana.

La carta firmada por otros abogados como Eduardo Contreras Mella, expone el rol de Contraloría en la fiscalización de los bienes públicos y explica como es que en la situación de Venezuela no existe ningún interés chileno comprometido para reconocer como diplomática a Guarequena Gutierrez.

“Estamos pidiendo que se pidan informes al Presidente de la República y al canciller sobre las actividades, el eventual financiamiento o asistencia material a grupos opositores en Venezuela, considerando que eso es una actitud que incita a una confrontación civil y armada en Venezuela”, señaló Ávila.

Guarequena Gutiérrez ha asegurado que su trabajo es realizado ad honorem y que agradece la gestión del presidente Sebastián Piñera por el tema de la visa de responsabilidad democrática. El día de hoy recibió el apoyo de Renovación Nacional y la UDI como “embajadora” de Venezuela”