El femicidio es una de las manifestaciones más severas de violencia machista contra las mujeres. En América del Sur, Brasil es uno de los países que mantiene la mayor tasa de prevalencia de este crimen contra las mujeres.

Las tres primeras semanas del 2019 han estado marcadas por la violencia machista desatada en Brasil, en lo que va del año, en los 24 días que van del año, se han cometido 68 femicidios y 39 intentos de femicidios en 94 ciudades distintas del país, pertenecientes a 21 regiones, comparte O Globo en su sitio web.

Estos datos fueron recopilados por el doctor en Derecho Internacional de la Universidad de Sao Paulo,  Jefferson Nascimiento, quien elaboró una base de datos sobre femicidios según el contenido que aparece en los noticieros brasileños. De los 107 casos, un 55% de los episodios ocurrieron durante el viernes y el domingo. El 45% restante ocurrió durante la semana.

Según el “Mapa da Violência” , estudio publicado por FLACSO en el 2015, la tasa nacional de asesinatos de mujeres de este país es de 4.8 homicidios por cada 100,000 mujeres. El Mapa reveló que de 2003 a 2013, el número de asesinatos a mujeres negras creció un 54%, pasando de 1.864 mujeres asesinadas a 2.875 mujeres.

En la misma década, se registró un aumento del 190,9% en la victimización de mujeres negras, índice que resulta de la relación entre las tasas de mortalidad blanca y negra. Para el mismo período, la cantidad anual de homicidios de mujeres blancas cayó un 9,8%, saliendo de 1.747 en 2003 a 1.576 en 2013.

En marzo de 2015, la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aprobó una nueva ley que criminalizaba y tipificaba el feminicidio en la constitución brasileña. La nueva legislación define a los “feminicidios” como crímenes que conllevan violencia doméstica, discriminación o desprecio por las mujeres y que resulta en su muerte.

La ley impone sentencias más severas y define condenas más largas para quienes cometan crímenes en contra de mujeres embarazadas o con alguna discapaidad y también contra niñas menores de 15 años o mujeres mayores de 60 años.

El problema con lo reciente de esta legislación es que aún no hay un procedimiento realmente efectivo para recabar las denuncias y los datos de femicidios y violencia machista ocurridos en el país. Con relación en lo anterior,  durante 2016, ONU Brasil realizó recomendaciones específicas para frenar los femicidios en el país, entregando directrices con perspectiva de género necesarias para la elaboración de protocolos efectivos y de acciones acordes con los actos de violencia contra las mujeres. Todo esto para un Brasil que durante 2016 y 2017 registró 8 casos de femicidio por día, aumentando en 2018 a 13 casos por día.

Otro obstáculo respecto a la recolección de datos es que no siempre se realizan las denuncias respectivas ante los organismos competentes en la materia y además, los procedimientos policiales no registran correctamente los casos, lo que puede llevar a malas interpretaciones y conclusiones erradas.

Diversas organizaciones brasileñas se han sumado a generar propuestas para una recolección de datos efectivas que incluyan una perspectiva interseccional. El racismo en Brasil es un problema muy profundo y por ende, influye en la exposición a la violencia que viven las mujeres, afectándolas en función de su raza, etnia, clase, orientación sexual e identidad de género.

Para iniciar un diálogo sobre qué se podría hacer para mejorar la calidad de las bases de datos, la ONG ARTICLE 19 Brasil, publicó en 2017 el reporte “Datos sobre feminicidio en Brasil”, en el cual presentó un análisis sobre la disponibilidad y calidad de los datos sobre feminicidios del país.

A la fecha, aun no hay un registro oficial por parte del Estado brasileño sobre las distintas formas de violencia machista que se ejercen contra las mujeres en Brasil.  

[Te podría interesar]  VIDEO| Mónica Rincón alerta por los primeros femcidios del 2019: “No se acostumbren a la violencia de la descalificación ni a la que podría costarles la vida”  

REDES| #LaHuelgaFeministaVa: Mujeres reiteran llamado a protesta  del 8 de marzo tras casos de femicidios 

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.