En el mes de febrero, las trabajadoras de 14 Centros de la Mujer de la Región Metropolitana, entregaron su petitiorio a la oficina de partes del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género luego de denunciar múltiples irregularidades laborales, entre las que se encuentra la negación de condición de trabajadoras conforme al Código del Trabajo, despidos injustificados, sueldos y reajustes precarios, retardos excesivos en el pago de remuneraciones y el no pago de pre y post natal.

Desde el 19 de marzo se encuentran en paro para exigir el fin de la precarización de su trabajo, argumentando que resulta inaceptable que trabajadoras que se encargan de velar por el bienestar de mujeres que han vivido violencia sean amedrentadas en sus lugares de trabajo por las condiciones laborales y que además sean hostigadas para que no se movilicen.

El 1 de abril, la Subdirectora de Sernameg, Carolina Plaza y la Directoria Regional Metropolitana, Isabel Varas, acudieron al Centro de la Mujer de Calera de Tango para evaluar las condiciones laborales del lugar y posteriormente reunirse con las autoridades municipales. Luego de esta reunión, los computadores de dos trabajadoras fueron requisados por funcionarios municipales sin entregar alguna explicación del procedimiento.

Tras lo ocurrido, las trabajadoras afectadas Joan Jana y Karem Maceratta acudieron a la municipalidad para pedir explicaciones. A modo de respuesta, desde la municipalidad señalaron “ellas deben sacar sus propias conclusiones” haciendo alusión a que habían sido despedidas.

Ambas trabajadoras desempeñaban el rol de voceras frente a las autoridades del Sernameg. Según explican las mujeres movilizadas, este hecho sería la segunda ocasión en que ocurren despidos injustificados contra participantes de las movilizaciones:  el primer caso fue en la comuna de Conchalí, cuando el ejecutor del programa desvinculó a dos trabajadoras del Centro de la Mujer de la comuna luego de que entregaran el petitorio oficial con sus demandas al Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

Para denunciar las irregularidades sobre sus condiciones laborales y el hostigamiento que están viviendo por estar movilizadas en 14 centros de la Región Metropolitana, en conjunto con centros en regiones, las trabajadoras se encuentran reunidas en las afueras del Sernameg nivel central, ubicado en Huérfanos #1219.

Sobre la situación actual, las trabajadoras comentan que “el gobierno lanza una Agenda de Género que busca potenciar a las mujeres laboralmente y resguardarlas contra las violencias y con nosotras hacen completamente lo contrario”.