El 22 de octubre de 2018 la Superintendencia de Salud dictó una circular que obligaba a las isapres a bajar sus planes de salud en determinados casos. Se trató, básicamente, de una orden que apuntaba a bajar los planes cuando los cotizantes salieran de lo que la industria privada de salud definió como factor etario de mayor riesgo: menores de dos años de edad y mujeres menores de 40 años. Así, al superar los dos años, en el caso de los menores de edad y; los 40 años, en el de las mujeres, las isapres debían bajar inmediatamente el precio de los planes. Pero eso no sucedió.

En medio del camino, el titular de la superintendencia de Salud, Ignacio García-Huidobro, se arrepintió. El 20 de marzo (el 21 enmendó un error de redacción y volvió a dictarla), de manera reservada, emitió una circular en la que aplazaba en dos años la entrada en vigencia de esta norma, tras dos apelaciones de las isapres. ¿La razón? Cuidar las finanzas y políticas comerciales de las isapres (revise acá la circular completa).

Pero esa no fue la única circular que aprobó García-Huidobro en directo beneficio de la industria. La autoridad firmó una segunda circular el mismo 20 de marzo, estableciendo que las isapres sí pueden crear tablas de factores de riesgo bajo ciertas condiciones, pese a que el Tribunal Constitucional (TC) ha fallado lo contrario (revise acá la segunda circular).

La historia es similar a la anterior. El 18 de octubre la Intendencia de Fondos y Seguros Previsionales de Salud de la superintendencia emitió la circular que prohibía a las isapres crear nuevas tablas de factores de riesgo. El 22 de noviembre reafirmó su posición, tras la apelación de las aseguradoras. Un segundo recurso jerárquico, es decir, dirigido a García Huidobro, fue presentado y el 20 de marzo se falló parcialmente a favor de la industria.

Esta no es la primera vez que García-Huidobro protagoniza una polémica. El ex director médico de Bupa (abril de 2016 – septiembre de 2018, de acuerdo a su Linkedin personal), el grupo de salud inglés controlador de Cruz Blanca, la isapre que anunció el mayor alza de sus planes de salud de toda la industria, ya ha enfrentado críticas por su gestión ante la nueva ley que obliga a trabajadores independientes a prepagar sus planes de isapre con sus retenciones de impuestos.

García Huidobro también ha sido criticado, de acuerdo a fuentes de este medio, por su negativa de devolver los excedentes de los usuarios de Nueva Masvida. Se trata de $18 mil millones que, incluso, un informe en derecho que el propio gobierno encargó estima que ese dinero debe ser devuelto a sus dueños.

Te puede interesar: Informe secreto devela que el gobierno debe devolver a isapre más de $18 mil millones en excedentes

El Desconcierto tuvo acceso, además, a un correo electrónico que da cuenta que García-Huidobro tenía planificada para este jueves 4 de abril, una reunión con los gerente general de todas las isapres, además del gremio. Una fuente que estuvo invitada a esa cita y que conversó con este medio bajo reserva, asegura que la materia a tratar era el marco en el que iba a mover la nueva Ley que pretende regular el sector.

Este medio corroboró que dicha reunión no fue anotada en el registro público de lobby, aunque en el pasado sí se informaron las citas con el gremio del sector. De todas formas, la reunión fue cancelada por “motivos de agenda del superintendente de Salud”.